Irán y Pakistán tendrán una fuerza conjunta que patrulle la frontera común y que combata a los grupos guerrilleros que allí operan, anunció el lunes el presidente de Irán, Hasán Ruhani.

Tanto Irán como Pakistán han denunciado las actividades de grupos rebeldes que operan desde el suelo del otro y que suelen perpetrar mortíferos ataques.

El acuerdo surge después de que el Ministerio de Relaciones de Pakistán dijo el sábado que un grupo armado vino de Irán y atacó a fuerzas paquistaníes en la provincia sudoccidental de Baluchistán, matando a 14 efectivos.

Habrá “una fuerza de reacción rápida que luchará contra el terrorismo en la frontera”, dijo Ruhani.

Añadió que el acuerdo se logró en un encuentro con el primer ministro paquistaní Imran Khan el día anterior.