Perú: Kuczynski sufre acoso e injusticia, según su familia

La familia del expresidente peruano Pedro Pablo Kuczynski, internado en una clínica local y que fue condenado a tres años de cárcel preventiva por un caso ligado a la constructora brasileña Odebrecht...

La familia del expresidente peruano Pedro Pablo Kuczynski, internado en una clínica local y que fue condenado a tres años de cárcel preventiva por un caso ligado a la constructora brasileña Odebrecht, dijo el domingo que “es inaceptable el nivel de acoso e injusticia que se da sobre él”.

Frente a la prensa en la puerta de la mansión del exmandatario en el barrio más acaudalado de Perú, Alex Kuczynski _la segunda hija del expresidente_ leyó un comunicado donde indicó que es “absolutamente inhumano que se quiera encarcelar a una persona de casi 81 años por 36 meses antes de siquiera iniciarse un juicio”. Añadió que la prisión para un hombre con problemas cardiacos como los del político peruano era en la práctica “una condena de muerte”.

Estaba acompañada por su hermana mayor Carolina y su tío Michael, hermano menor del exmandatario. Alex indicó que su padre está dispuesto a responder en libertad todas las acusaciones de los fiscales.

El viernes el juez anticorrupción Jorge Chávez ordenó tres años de prisión preventiva para Kuczynski mientras la fiscalía lo investiga por lavado de activos y con el agravante de su supuesta pertenencia a una organización criminal. Los presuntos delitos por los que se le investiga están ligados a la construcción de una carretera que une Brasil con Perú así como de otra obra de infraestructura para irrigar zonas desérticas del norte del país. Ambas obras fueron adjudicadas a Odebrecht.

La fiscalía que investiga la posible corrupción de los más importantes políticos peruanos sospecha que Kuczynski y un socio recibieron más de 2 millones de dólares de Odebrecht por trabajos de consultoría. Kuczynski fue uno de los funcionarios claves durante el gobierno del expresidente Alejandro Toledo (2001-2006), quien a su vez afronta la extradición desde Estados Unidos porque se le acusa de recibir sobornos por 20 millones de dólares de la constructora brasileña.

Kuczynski se recupera en una clínica local de un procedimiento de cateterismo al corazón que se le practicó el miércoles luego de haber sido arrestado la semana pasada para cumplir una detención provisional de 10 días.

El exmandatario, quien usa una válvula cardiaca, será recluido en una cárcel de la zona este de Lima que sólo tiene un preso: el exmandatario Alberto Fujimori (1990-2000) quien cumple una condena de 25 años por violación de derechos humanos. Precisamente, Kuczynski liberó temporalmente a Fujimori horas antes de la Navidad de 2017, lo que desató protestas en el país.

Perú vive la semana más intensa del caso Odebrecht, luego que el miércoles otro expresidente peruano, Alan García (2006-2011), se suicidó para evitar ser arrestado mientras era investigado por otro caso ligado a la constructora brasileña.

Kuczynski llegó a la presidencia en 2016 y renunció en 2018 por un escándalo ligado a la presunta compra de votos de legisladores de la oposición a cambio de favores políticos. Martín Vizcarra, su primer vicepresidente, gobierna el país en un periodo que culminará en 2021.

Todos los presidentes que han gobernado Perú desde 2001 tienen cuentas pendientes con la justicia por sus nexos con Odebrecht. Toledo reside en Estados Unidos, aunque se ha pedido su extradición, y Ollanta Humala (2011-2016) también estuvo preso entre 2017 y 2018.

En 2016 la compañía constructora admitió que pagó sobornos para obtener jugosos contratos en casi toda Latinoamérica.