Los organizadores de las protestas en Sudán dijeron el domingo que suspendieron las conversaciones con el gobernante consejo militar porque no ha cumplido sus exigencias de transferir inmediatamente el poder a un gobierno civil tras el derrocamiento del presidente Omar al-Bashir.

La comisión política del consejo militar es demasiado cercana a Al-Bashir, que ha estado encarcelado en la capital, Jartum, dijo Mohamed al-Amin Abdel Aziz, portavoz de la Asociación de Profesionales Sudaneses.

“El consejo militar está demorando su respuesta a nuestras propuestas, diciendo que están sopesando propuestas de todas las fuerzas políticas”, señaló.

Indicó que la APS está exhortando a efectuar más protestas, y repitió su exigencia a transferir el poder de inmediato a un gobierno civil de transición que gobernaría durante cuatro años.

La APS encabezó manifestaciones durante cuatro meses que a fin de cuentas derivaron en la caída del gobierno de 30 años de Al-Bashir, el cual se vio opacado por múltiples conflictos armados y corrupción generalizada. Las fuerzas de seguridad mataron a unas 100 personas desde diciembre, cuando se desataron las protestas tras un alza en los precios de artículos de primera necesidad, según dice una organización que aglutina a múltiples sindicatos.

Las fuerzas armadas sudanesas destituyeron y arrestaron a Al-Bashir el 11 de abril, y designaron a un consejo militar que dice que gobernará hasta dos años mientras se organizan las elecciones. Las fuerzas armadas han arrestado a altos funcionarios del gobierno de Al-Bashir y despedido a importantes jueces y fiscales.

El general Abdel-Fattah Burhan, cabeza del consejo militar, le dijo a la televisora estatal que el consejo “está listo para entregar el poder mañana a un gobierno civil acordado por las fuerzas políticas”.

Agregó que las fuerzas armadas esperan que las diversas facciones políticas detrás de las protestas presenten los nombres de los miembros propuestos para un gobierno de transición, algo que los organizadores habían dicho que harían el domingo. Dijo que las fuerzas armadas están sopesando las exigencias de los manifestantes para que haya un consejo civil con un representante militar.

“Nuestro papel es completar el alzamiento y la revolución bendita”, agregó.

Los manifestantes temen que las fuerzas armadas _que siguen controladas por oficiales designados por Al-Bashir_ se aferren al poder o nombren a otro general en su lugar.

“Estamos listos con un plan claro para una transición con personas cualificadas”, dijo Mohamed al-Asam, miembro de la asociación, a The Associated Press el sábado por la tarde.

La asociación había dicho que anunciaría los nombres en una conferencia de prensa el domingo afuera de la sede militar en Jartum, donde hay miles de manifestantes desde el 6 de abril. Se desconocía si el anuncio había sido cancelado o demorado.

___

Magdy reportó desde El Cairo.