Las calles de la favela más grande de Brasil se han convertido en el escenario de una obra de teatro sobre la Pasión que refleja las dolorosas realidades que enfrentan sus habitantes.

Por 27mo año consecutivo, la gente en el barrio pobre de Rocinha llenó las calles el viernes para ver la “Via Sacra”, una recreación teatral de las 12 Estaciones de la Cruz. Los residentes que organizaron, actuaron y dirigieron la obra la adaptaron para que refleje el escenario y las realidades que los rodean. Dicen que los temas de violencia, persecución y violencia resuenan en sus vidas.

En años anteriores se han enfocado en asuntos como el maltrato a los residentes de la favela, pero debido a la continua violencia, como por ejemplo el asesinato de la concejal Marriele Franco, hicieron de la justicia el tema de la representación de este año.