El presidente de la Comisión Europea Jean-Claude Juncker advirtió a Gran Bretaña que su salida de la Unión Europea no puede postergarse “indefinidamente”.

Originalmente, Gran Bretaña tenía programado separarse de la UE el 29 de marzo, pero esa fecha se ha aplazado dos veces: primero al 12 de abril y ahora al 31 de octubre, debido a que el parlamento británico ha votado reiteradamente en contra del acuerdo de separación negociado por la primera ministra Theresa May.

En una entrevista publicada el sábado, Juncker dijo al Grupo de Medios Funke, de Alemania, que espera que Gran Bretaña “haga uso de este tiempo y no lo desperdicie nuevamente”. Dijo que “la mejor solución” sería que los legisladores británicos tengan aprobado un acuerdo antes de la nueva fecha pactada para el Brexit.

“Esto debe terminar algún día”, declaró.

Juncker también dijo que Gran Bretaña muy probablemente será miembro de la UE el próximo mes, cuando se realicen las elecciones del parlamento europeo.