El continente americano fue la región del planeta que el año pasado registró el mayor deterioro en la libertad de prensa, dijo el jueves una prominente organización no gubernamental.

El Índice Mundial de Libertad de Prensa 2019 recopilado por Reporteros sin Fronteras mostró que Nicaragua perdió 24 posiciones respecto del año previo debido a los ataques sufridos por periodistas que cubrían las protestas contra el gobierno del presidente Daniel Ortega. Algunos comunicadores abandonaron su país por temor a ser encarcelados y acusados de terrorismo.

El Salvador experimentó el segundo retroceso más notable en el continente -15 lugares- porque los periodistas sufrieron ataques armados, acoso e intimidación por parte de políticos, señaló el informe.

También hubo una tendencia a la baja en Venezuela, Brasil, Estados Unidos y México, país en el que al menos 10 periodistas fueron asesinados el año pasado y se ha convertido en uno de los más peligrosos del mundo para los comunicadores.

RSF documentó una cantidad sin precedentes de arrestos arbitrarios y casos de violencia perpetrados por las autoridades en Venezuela. Muchos periodistas han salido del país.

El informe señaló que nunca en Estados Unidos tantos profesionales de la comunicación han recibido amenazas de muerte o acudido a empresas privadas de seguridad. Un hombre armado ingresó a la redacción del Capital Gazette en Annapolis, Maryland, y mató a cuatro periodistas y a otro empleado en junio.

La situación en América refleja una tendencia global en la que continúa disminuyendo la cantidad de países considerados seguros para el periodismo debido a la hostilidad expresada por los líderes políticos.

“Si el debate político se desliza de manera abierta o subrepticia hacia un entorno de guerra civil, en el que los periodistas son tratados como chivos expiatorios, entonces la democracia está en gran riesgo”, dijo el secretario general de RSF, Christophe Deloire.

Costa Rica se mantuvo como el país del continente mejor ubicado, ocupando la posición 10 entre los 180 países evaluados. Cuba está al otro extremo del espectro hemisférico.

El Índice Mundial de Libertad de Prensa evalúa seis criterios y asigna a cada país una calificación calculada según respuestas en 20 idiomas suministradas por expertos internacionales.

Noruega permaneció por tercer año consecutivo al tope de la lista global, mientras que Turkmenistán reemplazó a Corea del Norte en el último lugar.

---------

Luis Alonso Lugo está en Twitter: http://www.twitter.com/luisalonsolugo