El gobierno del presidente Donald Trump ha suspendido sin explicación la práctica de revelar la magnitud actual del arsenal nuclear de Estados Unidos como lo hizo hasta el año pasado.

El Departamento de Energía comunicó la decisión en fecha reciente en una carta dirigida a la Federación de Científicos Estadounidenses, un grupo privado que estudia asuntos de armas nucleares y aboga por la apertura gubernamental en temas de seguridad nacional.

En mayo de 2010, el gobierno del presidente Barack Obama desclasificó por primera vez todo el historial del arsenal nuclear de Estados Unidos desde su inicio en 1945. El total de ojivas nucleares era de 5.113 hasta el 30 de septiembre de 2009, más o menos el número que los expertos privados habían calculado y una disminución de 84% respecto del máximo de 31.255 en 1967.

El año pasado, el gobierno de Trump reveló que hasta el 30 de septiembre de 2017 el arsenal consistía de 3.822 ojivas nucleares, 196 menos respecto de 2016. La cifra de 2017 fue hecha pública después de que el grupo de científicos lo solicitara. El grupo pidió en octubre una actualización para 2018.

“Después de una cuidadosa consideración... se determinó que la información solicitada no puede ser desclasificada en este momento”, escribió el Departamento de Energía en una carta del 5 de abril con la que respondió a la solicitud de la federación.

La dependencia no explicó la decisión, que _dijo_ fue adoptada por el Grupo de Trabajo de Desclasificación de Información Restringida Anteriormente, integrado por funcionarios de los departamentos de Defensa y Energía.

La “Información Restringida Anteriormente” es una categoría de información correspondiente a cantidades del arsenal nuclear, capacidad y ubicación de las armas atómicas.

El gobierno ruso no revela el total de su arsenal nuclear. La Federación de Científicos Estadounidenses calcula que Rusia tiene unas 4.350 ojivas atómicas.