Una tercera parte de todos los detenidos en Afganistán durante el conflicto reportaron ser víctimas de tortura o maltrato, según un reporte de la ONU.

Autoridades de la ONU entrevistaron a un total de 618 reclusos detenidos en 77 instalaciones alrededor del país entre enero de 2017 y diciembre de 2018. Entre la supuesta tortura reportaron sofocación, descargas eléctricas, jalones en genitales y suspensión del techo.

La misión de la ONU en Afganistán y la Oficina de Derechos Humanos de la ONU publicaron el reporte en conjunto el miércoles.

El gobierno afgano respaldado por Estados Unidos tiene a miles de personas detenidas, muchas de ellas capturadas como parte de la actual guerra con el talibán.

El talibán ha logrado grandes avances en años recientes y ahora controla de forma efectiva la mitad del país. La extendida corrupción y desconfianza del gobierno han socavado los esfuerzos para combatir la insurgencia.