Muere Charles Van Doren, figura en escándalo de concursos TV

Charles Van Doren, el apuesto joven académico cuyo meteórico ascenso y caída como un concursante corrupto de un programa de televisión en la década de 1950 inspiró la película “Quiz Show”, falleció...

Charles Van Doren, el apuesto joven académico cuyo meteórico ascenso y caída como un concursante corrupto de un programa de televisión en la década de 1950 inspiró la película “Quiz Show”, falleció. Tenía 93 años.

Van Doren murió de causas naturales el martes en un asilo en Canaan, Connecticut, dijo su hijo, John Van Doren. Su funeral será privado.

Descendiente de una prominente familia de académicos y literatos, Van Doren fue la figura principal en los escándalos de los concursos televisivos de finales de los 50 y eventualmente se declaró culpable de perjurio por mentir a un jurado de acusación que los investigaba. Tras esto pasó la mayor parte del tiempo fuera de la luz pública.

“Ha sido difícil alejarme, en parte porque el hombre que mintió en 'Twenty-One' sigue siendo parte de mi", escribió en un ensayo para The New Yorker en 2008, su primera declaración pública en años.

Antes de su caída fue una sensación en cuanto a ratings. Tuvo 14 impactantes participaciones en "Twenty-One" entre 1956 y 1957, superando a 13 competidores y ganando un récord de 129.000 dólares. NBC lo contrató como comentador.

En febrero de 1957, un artículo de portada sobre Van Doren en la revista Time lo describió como un “espectáculo de suspenso fascinante de una mente altamente entrenada trabajando”.

“Simplemente siendo él mismo”, escribió Time, “ha permitido que un programa de concursos, el más vulgar de los espectáculos populacheros, encienda a una audiencia masiva consentidora con un nuevo tipo de ídolo de la televisión _ nada más y nada menos que un intelectual”.

Después, cuando su triunfo llevó al escándalo, en un principio negó que le hubieran dado antes las respuestas, pero finalmente admitió que el programa estaba arreglado. Se retiró a la casa de su familia en West Cornwall, una zona rural de Connecticut, tras declarar ante una comisión del Congreso en 1959 que recibió instrucciones antes de cada segmento del programa.

Tras pasar gran parte de los 60 y 70 en Chicago, Van Doren y su esposa, Geraldine, regresaron a Connecticut, donde residieron por años en un pequeño búngalo en la propiedad de su familia. Daban clases pero en general vivían semirecluidos, negándose a otorgar entrevistas. Incluso salieron del país varias semanas cuando la película de Robert Redford "Quiz Show" se estrenó a finales de 1994.

Van Doren se negó a participar en la película y rechazó conocer al actor Ralph Fiennes, quien lo interpretó. Fiennes dijo después a la revista People que luego que Van Doren se negó a conocerlo, tocó a su puerta haciéndose el perdido para poder observar sus movimientos y manera de hablar.

Van Doren rompió el silencio en el 2008, al escribir para The New Yorker su versión de su caída y cómo había admitido medio siglo antes que fue "tonto, ingenuo, orgulloso y avaro”.

“La gente que conocía la industria del espectáculo no tenía mucha duda de lo que estaba pasando, aunque no hablaban al respecto”, escribió.

Pues ante las grandes ganancias que estaban percibiendo los programas arreglados, “¿por qué tendrían que hacerlo?”.

También reveló que eventualmente vio "Quiz Show" y se rio ante una referencia insultante que un personaje hizo sobre él. Dijo que estuvo tentado a tomar un pago como consultor que le ofrecían los productores de la película, pero su esposa lo disuadió.

Tras el escándalo Van Doren formó parte del Institute for Philosophical Research, un centro de investigación en Chicago, y trabajó por muchos años en la Encyclopædia Britannica con sede en Chicago. Entre sus libros se destacan la obra filosófica "The Idea of Progress" y "A History of Knowledge; Past, Present, and Future".

Van Doren y su esposa tuvieron dos hijos, Elizabeth y John.