Netanyahu ofrece cálida bienvenida a Bolsonaro en Israel

El primer ministro de Israel ofreció el domingo una cálida bienvenida al presidente brasileño de extrema derecha Jair Bolsonaro, subrayando la recién descubierta amistad entre ambos países.Bolsonaro...

El primer ministro de Israel ofreció el domingo una cálida bienvenida al presidente brasileño de extrema derecha Jair Bolsonaro, subrayando la recién descubierta amistad entre ambos países.

Bolsonaro fue recibido con alfombra roja por el primer ministro Benjamin Netanyahu, que buscará reelegirse en los comicios del 9 de abril.

En su primera visita de estado a Israel, se espera que el presidente brasileño decida si sigue el ejemplo de su homólogo estadounidense Donald Trump y traslade la embajada de Brasil de Tel Aviv a Jerusalén, algo que ha prometido varias veces.

Durante una conferencia de prensa el domingo por la noche, Bolsonaro dijo que Brasil abriría una oficina de comercio e innovación en Jerusalén, pero sin llegar a anunciar formalmente una mudanza de la embajada.

Los palestinos reclaman Jerusalén oriental, que Israel capturó en la guerra de 1967, como la capital de un futuro Estado. Israel reclama toda Jerusalén como su capital, incluido el sector oriental.

Brasil, al igual que otros países latinoamericanos, por mucho tiempo ha estado de lado de los palestinos en Naciones Unidas y otros organizaciones mundiales. Pero Bolsonaro ha hallado una afinidad con el gobierno de derecha de Netanyahu. Su apoyo a Israel es algo que muy probablemente deleite a su base evangélica.

Justo después de su llegada, Bolsonaro inició su discurso con la frase “Amo a Israel” en hebreo.

“Mi gobierno está firmemente decidido a fortalecer la asociación entre Brasil e Israel”, añadió.

Netanyahu devolvió el elogio, dirigiéndose a Bolsonaro como un "buen amigo".

Los dos líderes firmaron varios acuerdos el domingo para reforzar cooperación en materia de defensa, ciberseguridad y policías entre ambos países.

Netanyahu ha enfrentado críticas en Israel y el extranjero por cortejar la amistad de presidentes autoritarios, como el húngaro Victor Orban, el italiano Matteo Salvini, el ruso Vladimir Putin y el filipino Rodrigo Duterte, en su intento por obtener la aceptación internacional de Israel.

Por su parte, Bolsonaro, un exjefe militar, ha sido repudiado por hacer comentarios despectivos sobre gays, mujeres, grupos indígenas y negros durante sus 28 años de carrera como congresista en Brasil. Grupos de derechos humanos han expresado su preocupación por la postura intransigente del nuevo gobierno brasileño en temas de seguridad y por la protección de los agentes de policía que cometen delitos.

Activistas israelíes protestaron fuera del aeropuerto después de que aterrizara Bolsonaro, alzando una bandera arcoíris con la frase "Tierra Santa no quiere homófobos aquí" escrita en portugués.