Una corte alemana ordenó al semanario Der Spiegel que retire pasajes de un artículo que acusaba a un grupo opositor iraní en el exilio de practicar la “tortura” y el “terror psicológico”, ya que la nota no contenía pruebas de las denuncias.

La corte estatal de Hamburgo dijo en su fallo que multaría a la revista con 250.000 euros (unos 282.000 dólares) si no eliminaba los pasajes sobre un campamento de Mujaidín-e-Khalq en Albania.

Der Spiegel dijo a The Associated Press en un correo electrónico que estudiaba una posible apelación. Los pasajes de la edición del 16 de febrero todavía aparecían en la versión online.

Mujaidín-e-Khalq festejó el fallo y dijo que el artículo “difundía abundantes mentiras y denuncias falsas” sobre el grupo.

Der Spiegel vive momentos difíciles. Una investigación interna reveló en diciembre que un destacado reportero del semanario fabricó partes de muchas historias.