El excensor de internet en China, quien solía reunirse con líderes del sector como el director de Apple, Tim Cook, y el fundador de Facebook, Mark Zuckerberg, recibió el martes una condena de 14 años de prisión por corrupción.

El Tribunal Popular Intermedio en la ciudad oriental de Ningbo dijo que Lu Wei confesó haber aceptado 32 millones de yuanes (4,6 millones de dólares) en sobornos. El tribunal agregó que Lu expresó remordimiento y que no apelará la sentencia.

Lu fue promotor de la posición de Beijing, de que los gobiernos tienen derecho a filtrar y censurar el acceso al internet. También fue uno de los conductores del ajuste de los controles sobre el ciberespacio interior por el gobernante Partido Comunista.

China tiene 700 millones de personas conectadas a internet, pero las autoridades controlan el contenido político y sitios dedicados a los juegos de azar y la pornografía. También bloquea las redes sociales como Facebook y Google.

El tribunal de Ningbo dijo en su fallo que Lu abusó de su autoridad en varios puestos, como viceministro de propaganda y jefe de un organismo asesor del gobierno en materia de seguridad en la red, al aceptar obsequios a cambio de favores.

Lu exigió rígidos controles de seguridad sobre productos tecnológicos importados, la censura de las empresas extranjeras de internet y las redes sociales como Facebook en nombre de defender la estabilidad social.

Inició su ascenso como reportero de la agencia noticiosa oficial Xinhua en la ciudad sureña de Guilin a principios de la década de 1990 y fue vicepresidente de la agencia de 2004 a 2011. Fue vicealcalde de Beijing de 2011 a 2013.

Un informe de la televisora estatal CCTV dio pocos detalles, pero según informes anteriores, Lu realizó maniobras fraccionalistas y "aplicó selectivamente" las "disposiciones estratégicas (del partido) para el trabajo en internet".