El Salvador: exguerrillero pide investigar crimen de guerra

El periodista y ex guerrillero salvadoreño, Juan José Dalton, pidió el lunes al Ministerio Público que investigue los hechos de tortura a los que fue sometido por la fuerza armada y la extinta...

El periodista y ex guerrillero salvadoreño, Juan José Dalton, pidió el lunes al Ministerio Público que investigue los hechos de tortura a los que fue sometido por la fuerza armada y la extinta Policía de Hacienda durante la guerra civil.

Dalton, de 62 años y uno de los hijos del poeta salvadoreño Roque Dalton, se presentó ante la Fiscalía General para exigir que se indague y se procese a los responsables de haber cometido la violación al derecho internacional humano en perjuicio de su persona durante el conflicto armado que cobró la vida de unas 75.000 personas y dejó más de 10.000 desaparecidos entre 1980 y 1992.

Dalton --que formó parte de las Fuerzas Populares de Liberación (FPL), una de las cinco organizaciones militares que conformaban el Frente Farabundo Marti para la Liberación Nacional (FMLN)-- fue capturado en octubre de 1981 cuando recibía atención medica en un hospital de la guerrilla, en el norteño departamento de Chalatenango, uno de los bastiones guerrilleros.

“Cuando fui capturado estaba herido. Mi salud estaba totalmente quebrantada, con un herida visible en el pecho, y a pesar de eso fui torturado salvajemente en las Vueltas, Chalatenango y también después en la Policía de Hacienda (en San Salvador)”, manifestó luego de presentar la denuncia ante el Ministerio Público.

“Esta es la primera denuncia sobre crímenes de guerra, porque mi caso es de un guerrillero herido que fui capturado y torturado”, dijo Dalton a The Associated Press

“Son todos responsables de evidentes violaciones al derecho internacional humanitario, lo hicieron en perjuicio de mi dignidad e integridad, estando en calidad de prisionero de guerra herido”, agregó.

Dalton dijo que en combate recibió una herida de bala que le perforó uno de sus pulmones, pero que sin importarles su grave condición recibió golpes y fue sometido a diferentes torturas y otros vejámenes físicos y psicológicos. “Yo vengo a pedir justicia, a reclamar verdad, a reclamar que estos hechos no vuelvan a suceder”, agregó.

Las autoridades recibieron la denuncia, pero no se han pronunciado al respecto.

Dalton, que ahora trabaja como periodista, explicó a la AP que estuvo preso desde el 7 de octubre hasta y el 4 de diciembre de 1981 y que recuperó la libertad cuando la llamada Junta Revolucionaria de Gobierno --que gobernó el país después del golpe de Estado de 1979 y que depuso al coronel Carlos Humberto Romero-- “en un acto humanitario” ordenó la libertad de un grupo de presos políticos.

Nadie conocía el paradero de Dalton porque cuando lo capturaron se identificó con otro nombre y sus familiares y las organizaciones defensoras de los derechos humanos lo daban por desaparecido.

“Ellos (los militares y policías) nunca supieron cómo me llamaba, por eso me soltaron, por eso salí”, dijo Dalton, que se fue a vivir a Cuba donde se recuperó de la herida y de las secuelas que dejaron las torturas.

El ex guerrillero también expresó su oposición al proyecto de Ley de Reconciliación Nacional que estudia la Asamblea Legislativa y defensores de los derechos humanos ya han rechazo porque aseguran que se trata de una nueva ley de amnistía con la que se pretende dejar impunes los crímenes de guerra y los crímenes de lesa humanidad cometidos durante la guerra civil.

Las denuncias para que se investiguen acusaciones de crímenes de guerra son posibles luego de que en julio de 2016, la sala declarara inconstitucional la Ley de Amnistía General para la Consolidación de la Paz de 1993, aprobada cinco días después de haberse conocido el informe de la Comisión de la Verdad de las Naciones Unidas, el cual registró más de 22.000 denuncias de graves hechos de violencia ocurridos en el país durante la guerra.