Funcionarios federales dijeron que darán al gobierno de Puerto Rico mayor autoridad para que entregue recursos de recuperación en casos de desastre, una medida que debe agilizar los reembolsos a las ciudades y agencias implicadas en las labores de reconstrucción tras los daños causados por el huracán María.

A partir del 1 de abril, el territorio estadounidense no tendrá que esperar la aprobación de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés) para entregar los reembolsos, dijeron los funcionarios.

En la actualidad hay que aguardar en promedio dos meses para los reembolsos después de que las personas hayan presentado toda la documentación requerida. Con el próximo cambio, 75% de los fondos serán entregados antes de tres semanas a partir de la presentación de la solicitud, y la cantidad restante será extendida cuando concluya el proyecto, dijo Omar Marrero, director ejecutivo de la Oficina Central de Recuperación y Reconstrucción de Puerto Rico.

El gobierno de Puerto Rico tiene 130 solicitudes de reembolso pendientes que representan en total alrededor de 600 millones de dólares, según la oficina de Marrero.

Michael Byrne, coordinador de la FEMA para la recuperación en casos de desastre, manifestó confianza en que la isla ponga en marcha suficientes políticas y normas para garantizar la correcta utilización de los fondos federales. También rechazó las críticas contra la supuesta lentitud de la FEMA para distribuir los recursos desde que María azotó la isla el 20 de septiembre de 2017 como tormenta de categoría 4 y causó daños por más de 100.000 millones de dólares.

“La percepción de que nos estamos atrasando en la entrega de dinero o que lo estamos reteniendo está equivocada”, apuntó. “Aclarado el punto, necesitamos cierta documentación”.

Aunque la FEMA ya no revisará ni aprobará las solicitudes de reembolsos, sí efectuará auditorías trimestrales.

“Posiblemente este será el desastre más auditado en la historia de Estados Unidos”, declaró Marrero.

Puerto Rico ha recibido a la fecha casi 3.000 millones de dólares de la FEMA a través del programa de subvenciones de asistencia. La FEMA ha entregado otros 2.000 millones de dólares en ayudas individuales.

La isla también ha recibido 1.500 millones de dólares en fondos para el desarrollo comunitario, procedentes del Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano de Estados Unidos (HUD por sus siglas en inglés). Sin embargo, la Oficina de Rendición de Cuentas del Gobierno de Estados Unidos (GAO por sus siglas en inglés) publicó el lunes un informe en el que se afirma que Puerto Rico no ha hecho uso de ese dinero.

De acuerdo con el informe, el HUD no ha facilitado una orientación suficiente a los empleados que revisan el papeleo relacionado con esos recursos y tampoco ha completado el seguimiento ni los planes de trabajo.

“El Congreso debe considerar de manera permanente autorizar un programa de asistencia para casos de desastre que satisfaga las necesidades no cubiertas de manera oportuna”, según el documento.

El HUD dijo en un comunicado que históricamente los beneficiarios han tardado años para desembolsar recursos de recuperación frente a un desastre. También señaló que impondrá estrictos controles financieros a los fondos entregados a Puerto Rico.