Representantes demócratas presionaron el lunes al Departamento de Justicia para que entregue el informe completo del fiscal Robert Mueller incluso mientras los republicanos exhortaban entusiasmados a “darle la vuelta a la página” en la investigación sobre Rusia. El presidente Donald Trump acusó a los responsables de ordenar la pesquisa de Mueller “de cosas traicioneras contra nuestro país” y afirmó que “ciertamente serán examinados”.

Trump dijo que la difusión del informe completo de Mueller “no me molestaría en lo absoluto”, y los demócratas no tardaron en poner a prueba la veracidad de esa afirmación, exigiendo que su gobierno entregue el documento completo y no sólo el resumen de cuatro páginas que el secretario de Justicia William Barr dio a conocer el domingo.

Seis presidentes demócratas de comisiones de la Cámara de Representantes le escribieron a Barr que su resumen “es insuficiente” y solicitaron que se les brinde el informe completo de Mueller antes del 2 de abril. También quieren empezar a recibir la evidencia que exonera ese mismo día. La información es “necesitada con urgencia por nuestras comisiones para realizar las labores que les manda la Constitución”, escribieron, insinuando que se emitirían citatorios para recibir el informe en caso de que no se entregue antes del plazo establecido.

Barr dijo en su misiva al Congreso que Mueller no encontró que la campaña de Trump “conspirara o se coordinara” con el gobierno ruso para influenciar la elección presidencial de 2016, desechando los argumentos que desde hace tiempo han defendido los demócratas de que existía evidencia de colusión.

Pero también indicó que Mueller no llegó a una conclusión sobre si Trump obstruyó la investigación federal, y en su lugar presentó “evidencia de ambas partes” al respecto y aseguró que “aunque este informe no concluye que el presidente cometió un delito, tampoco lo exonera”. Sin una recomendación de Mueller, Barr intervino y decidió que no había evidencia suficiente para establecer que el presidente obstruyó la justicia. Los demócratas afirman que el juicio de Barr no representa la última palabra.

“Lo único que me interesa es que difundan el informe completo, todo el informe de Mueller”, dijo la demócrata Nancy Pelosi, presidenta de la cámara baja.

A pesar de que Mueller se rehusó a exonerar a Trump, de todas formas sus portavoces y los principales legisladores republicanos declararon que el mandatario estaba totalmente reivindicado. Al ser cuestionado por los reporteros, Trump acogió los resultados de Mueller, pero de igual manera se quejó de que la investigación se haya llevado a cabo y del tiempo que demoró.

“No podemos permitir que esto le suceda a otro presidente”, declaró. “Hay muchas personas allá afuera que han hecho cosas muy malas, muy malas, diría que traicioneras en contra de nuestro país”.

“Ciertamente se examinará a esas personas. Lo he hecho desde hace mucho tiempo. Y lo que digo es, ¿por qué no han sido examinadas? Le mintieron al Congreso. Ustedes saben quiénes son muchos de ellos”.

No dio nombres, pero Trump ha pasado meses haciendo campaña en contra de exfuncionarios del Departamento de Justicia, incluyendo al exdirector del FBI James Comey, a quien acusó de una cacería ilegal de brujas con el objetivo de restarle legitimidad a su presidencia. También acusó falsamente que la investigación se basaba en memos recabados por el exespía británico Christopher Steele, e incluso culpó al exsenador republicano John McCain, quien falleció el año pasado, de pasarle los memos al FBI.

___

Los periodistas de The Associated Press Lisa Mascaro, Catherine Lucey, Jill Colvin, Alan Fram, Mike Balsamo y Padmananda Rama contribuyeron con este despacho.