Fuerzas israelíes continuaron el martes su ataque hacia objetivos al otro lado de la Franja de Gaza, incluyendo las oficinas del líder supremo de Hamas, después del lanzamiento sorpresa de cohetes desde territorio palestino.

Por su parte, el ejército reforzó sus tropas y sistemas de defensa antiaéreos en anticipación a una nueva ronda de combates con el grupo islámico.

Israel abrió refugios contra bombardeos en la mayoría de las principales ciudades, y las autoridades de defensa civil cancelaron eventos deportivos y el transporte público en el sur del país. El ejército israelí señaló que las sirenas de alerta ante un ataque aéreo sonaron el lunes por la noche en el sur de Israel, y la prensa israelí reportó que por lo menos 30 cohetes fueron disparados contra el país. El ejército dijo que casi todos ellos fueron interceptados o impactaron zonas abiertas.

“Israel no tolerará esto. No tolerará esto”, declaró el primer ministro Benjamin Netanyahu durante una reunión con el presidente Donald Trump en la Casa Blanca.

“Israel está respondiendo firmemente a esta agresión no provocada”, afirmó. “Haremos todo lo necesario para defender a nuestra gente y defender nuestro Estado”.

Hamas anunció el lunes en la noche que mediadores egipcios habían negociado un cese del fuego. Pero poco después se registró una nueva ola de lanzamientos de cohetes en Gaza y se escucharon las sirenas de ataque aéreo en el sur de Israel.

El ejército israelí dijo que respondió con 15 ataques aéreos tras la oleada más reciente de lanzamientos de cohetes, e impactaron varias instalaciones de Hamas y del grupo Yihad Islámica, de menor tamaño.

El Ministerio de Salud de Gaza informó que siete palestinos resultaron heridos durante los ataques más recientes.

Los dirigentes de Hamas se escondieron antes de los ataques aéreos israelíes.

Varias incursiones aéreas sacudieron Gaza, donde una explosión destruyó la oficina del líder de Hamas, Ismail Haniyeh. El mando militar israelí confirmó en un comunicado que bombardeó el edificio, el cual había “servido de oficina para muchas reuniones militares”. Antes, otra explosión destruyó un edificio de varios pisos en la Ciudad de Gaza que, según Israel, era utilizado por Hamas como cuartel de inteligencia militar.

No había información de bajas por el momento. En ambas explosiones, Israel hizo disparos de advertencia para que los inmuebles fueran desalojados. Sin embargo, el ataque aéreo contra el edificio multiniveles fue tan poderoso que algunos escombros salieron despedidos hasta la azotea de la oficina de The Associated Press, ubicada en el 11mo nivel de un edificio cercano.

___

Akram informó desde la Ciudad de Gaza, en la Franja de Gaza. Los periodistas de The Associated Press Sarah El Deeb, en Beirut, e Ilan Ben Zion y Isabel DeBre, en Jerusalén, contribuyeron a este despacho.