Las autoridades francesas investigan el caso de una anciana que resultó herida durante protestas del llamado movimiento de los chalecos amarillos.

La mujer tenía una bandera arocoiris con la palabra “Paz” y vestía un chaleco amarillo, cuando la policía antomotines cargó contra los manifestantes en la ciudad de Niza el sábado. Un reportero de la AP la vio caer al suelo con la cabeza ensangrentada.

Testigos la identificaron como Genevieve Legay, una activista antiglobalización de 73 años de edad.

La mujer está en cuidados intensivos y la fiscalía de Niza ha abierto una investigación, reportó la emisora France Bleu Azur.

Las autoridades francesas habían prohibido las marchas de los chalecos amarillos debido a la violencia que acompañó las protestas la semana anterior.