China suspendió todas las compras de semillas de canola canadienses en lo que algunos ven como una represalia por el arresto en Canadá de una alta ejecutiva de la empresa tecnológica china Huawei.

Los exportadores reportaron que los importadores chinos ya no están dispuestos a adquirir las semillas, indicó el jueves el Consejo de Canola de Canadá.

En 2018, China adquirió aproximadamente 40% de las exportaciones canadienses de canola, o colza, por un total de 2.100 millones de dólares.

Guy Saint-Jacques, exembajador canadiense ante China, dijo que ahora el gobierno de Canadá necesita aplicar represalias, y debería expulsar a los atletas chinos que entrenan en territorio canadiense para los Juegos Olímpicos de Invierno a celebrarse en Beijing en 2022.

“Vamos a perder miles de millones de dólares en comercio, y es hora de mostrar nuestro desagrado”, afirmó.

Hace poco, Beijing suspendió sus importaciones de canola de Richardson International Ltd., con sede en Canadá, debido a lo que un funcionario chino describió como la detección de organismos peligrosos en el producto de la compañía.

Pero David Mulroney, otro exembajador canadiense ante China, dijo que el bloqueo a la canola de Canadá está “totalmente relacionado” con el arresto de la ejecutiva de Huawei.

Las relaciones entre ambos países han sido tensas desde que Canadá arrestó a la directora china Meng Wanzhou en Vancouver a principios de diciembre a solicitud de Estados Unidos.

Los fiscales estadounidenses han presentado cargos de fraude contra Meng, directora financiera de Huawei e hija del fundador de la empresa.

China ha advertido de “consecuencias graves” si Meng no es liberada de inmediato. El 10 de diciembre arrestó a dos canadienses en un aparente intento de presionar al gobierno de Justin Trudeau. Además, un tribunal chino sentenció a muerte a un canadiense en una repentina reapertura del juicio, revocando una sentencia a 15 años de cárcel que le había sido impuesta previamente.

Mulroney dijo que la medida más reciente de China debería convencer al gobierno canadiense de que se le debería prohibir a Huawei suministrar equipo para las redes 5G en Canadá.

“Este es realmente el ejemplo que debería convencer a la gente de que el riesgo es demasiado grande”, afirmó.