Bolsonaro polémico en Chile: “No vine a hablar de Pinochet”

El presidente brasileño Jair Bolsonaro afirmó el jueves en Chile que la justicia es para todos --en relación al arresto del expresidente Michel Temer más temprano-- y afirmó que no llegó al país...

El presidente brasileño Jair Bolsonaro afirmó el jueves en Chile que la justicia es para todos --en relación al arresto del expresidente Michel Temer más temprano-- y afirmó que no llegó al país andino para hablar del exdictador chileno Augusto Pinochet en medio de la polémica causada por uno de sus colaboradores.

Onyx Lorenzoni, jefe de gabinete de Bolsonaro, alabó el mismo día la política económica de Pinochet (1973-1990) en declaraciones a Radio Gaucha en Brasil y afirmó que “las bases macroeconómicas” fijadas durante la dictadura han supuesto el éxito actual de Chile pese a que el país vivió “un baño de sangre” durante el “gobierno militar”. Además, señaló que ningún gobierno de izquierdas en democracia cambió esas bases económicas.

Estas afirmaciones han supuesto el rechazo de la izquierda chilena, que ha manifestado que no acudirá al almuerzo de honor programado el sábado durante la primera visita oficial del también controvertido mandatario brasileño.

“No vine a aquí a hablar de Pinochet”, aseguró Bolsonaro el jueves en relación a este tema. “Hay mucha gente a la que le gusta y a otros que no, hablo del régimen militar, que fue muy similar al de Brasil”.

Sin embargo, Lorenzoni tocó un tema sensible para los chilenos. El presidente de la Cámara de Diputados, el cristianodemócrata Iván Flores, afirmó que las declaraciones son una falta de respeto a las personas que perdieron familiares y violaciones de derechos humanos, además de un desatino, por lo que manifestó su “más enérgica condena”.

Por su parte, el presidente del Senado, Jaime Quintana, del Partido por la Democracia (PPD), afirmó que los dichos del jefe de gabinete “son un agravio para el país entero” y que las dolorosas declaraciones reafirman su posición de no acudir a la comida, no como gesto contra el pueblo brasileño, sino contra el discurso y los principios de su mandatario.

“Nuestro problema nunca ha sido con las derechas, sino con quienes levantan discursos de odio y discriminación. Hoy tuvimos un agradable almuerzo con el Presidente

Poco antes había tuiteado: “Reitero lo que he planteado en varios medios: Para la inmensa mayoría de nuestro país, los admiradores de Pinochet no son bienvenidos en Chile”.

Se prevén manifestaciones de diversos sectores sociales durante su visita a Chile. Varios partidos de izquierda han manifestado que se adherirán a las marchas.

El mandatario brasileño también se refirió a la detención del expresidente de su país, Michel Temer, en relación al caso de corrupción Lava Jato y señaló que “la justicia es para todos y cada uno tiene que responder por sus acciones”.

Bolsonaro añadió que el arresto de Temer se produjo al parecer por acuerdos políticos realizados “en nombre de la ‘gobernabilidad’, pero mi entendimiento es que no se construye gobernabilidad con ese tipo de acuerdos”.

Esta es la primera visita oficial de Bolsonaro a Chile y la segunda visita oficial después de asumir como presidente de Brasil tras pasar recientemente por Estados Unidos para reunirse con Donald Trump.

El presidente brasileño llegó al país andino para participar de la iniciativa PROSUR lanzada por su homólogo chileno, Sebastián Piñera, para impulsar la integración de los países sudamericanos y sustituir a UNASUR, el organismo que fundó en su momento Hugo Chávez.

Los presidentes de Colombia, Ecuador, Paraguay, Argentina también participarán el viernes en el encuentro.