'Star Wars: Episodio VII' recluta a dos nuevos actores

  • Son Crystal Clarke, una actriz americana, y el británico Pip Andersen.
  • También aprovechan para confirmar que no habrá retraso en la fecha de estreno, previsto el 18 de diciembre de 2015.
<p>Pip Anderson y Crystal Clarke, nuevos talentos que se unen al reparto de ´Star Wars´.</p>
Pip Anderson y Crystal Clarke, nuevos talentos que se unen al reparto de ´Star Wars´.
LUCASFILM

Cuando la franquicia Star Wars anunció el rodaje de una nueva entrega, más de 30.000 personas se presentaron a su casting, realizado en 11 ciudades británicas.

Ahora, dos jóvenes desconocidos que se presentaron a ese casting han sido escogidos para lo que podría ser su gran salto al estrellato.

Lucasfilm ha anunciado la incorporación de nuevos actores al reparto. Se trata de Crystal Clarke, una actriz afroamericana nacida en Nueva Jersey y establecida en Glasgow (Escocia) y cuya experiencia en pantalla se limita a un cortometraje y una película pendiente de estreno, The Moon and The Sun, protagonizada por Pierce Brosnan y William Hurt.

Aunque la fecha de estreno no se ha retrasado, el rodaje se paralizará durante dos semanas en agosto como consecuencia de un ajuste de calendarioEl otro afortunado es el británico Pip Andersen, un joven actor de complexión atlética especializado en escalar muros, que participó recientemente en una promoción de Spiderman para Sony.

Lucasfilm no ha especificado el papel de ninguno de sus nuevos fichajes pero ha expresado su satisfacción por apostar por jóvenes talentos: "El universo de Star Wars siempre se ha caracterizado por descubrir y cultivar jóvenes talentos y en el Episodio VII queríamos permanecer absolutamente fieles a esta tradición", han explicado la productora Kathleen Kennedy y el presidente de Lucasfilm en un comunicado. "Estamos encantados de que tantos 'viajeros' acudieran a los castings, esto ha hecho posible que Crystal y Pip ahora sean parte de la película".

En el comunicado, los responsables de Lucasfilm también aprovechan para echar por tierra los rumores que apuntaban a un posible retraso del estreno debido al accidente de Harrison Ford, que deberá estar de baja durante ocho semanas.

"Harrison Ford lo está haciendo bien y está a la espera de volver pronto al rodaje", han anunciado.

Aunque la fecha de estreno se mantiene en el 18 de diciembre de 2015, el rodaje se paralizará durante dos semanas en agosto como consecuencia de un ajuste de su calendario, ha publicado la web especializada Entertaiment Weekly.

La película todavía tiene la intención de cumplir con la fecha prevista para terminar el rodaje en otoño de este año.