Una semana después de que el ciclón Idai azotó el sur de África, aún había inundaciones el jueves debido a que las fuertes lluvias provocaron el desborde de una presa en Zimbabue, poniendo en riesgo a las poblaciones ribereñas.

La cifra confirmada de fallecimientos en Zimbabue, y las vecinas Mozambique y Malawi, superó las 500 personas, y se teme que haya cientos de decesos adicionales en pueblos y aldeas que quedaron completamente sumergidos.

Las agencias de ayuda y varios gobiernos continuaron acelerando sus despliegues, aunque el servicio de helicópteros era insuficiente para asistir a los cientos de miles de personas que tuvieron que desplazarse por la tormenta.

El portavoz Herve Verhoosel del Programa Mundial de Alimentos informó a los reporteros en Ginebra de la “alarmante noticia” de que la presa Marowanyati en Zimbabue se vio afectada por los torrenciales aguaceros de la noche, poniendo en riesgo a los poblados de la región.

El ministerio de Defensa de Zimbabue informó que más de 120 cuerpos habían sido arrastrados por las aguas al vecino Mozambique, donde los residentes los sepultaron, y se continúan recuperando restos en ríos, por lo que la cifra oficial de muertos en el país se incrementó a por lo menos 259.

“La mayoría de los cuerpos fueron arrastrados hacia Mozambique, y como estaban en muy mal estado, no pudieron conservarlos”, informó el ministro de Defensa, Oppah Muchingur, desde la ciudad oriental de Mutare. “Así que optaron por enterrarlos”.

El ministro ambiental de Mozambique, Celso Correia, quien encabeza el equipo de respuesta gubernamental, dijo el jueves desde Beira que el número de muertos en su país es de 242, con al menos 142 lesionados y una cifra no revelada de desaparecidos.

“No hay que crear pánico”, pidió Correa a los funcionarios del gobierno a medida que siguen llegando actualizaciones de la devastación. Señaló que más de 65.000 personas han sido puestas a salvo por las cuadrillas de rescate que las recogieron de techos y árboles, y que más de 182.000 resultaron afectadas por las inundaciones.

___

Mutsaka reportó desde Chimanimani, Zimbabue. Los periodistas de The Associated Press Andrew Meldrum en Johannesburgo y Jamey Keaten en Ginebra contribuyeron con este despacho.