La Corte Suprema de Estados Unidos ordenó el miércoles a un tribunal menor a revisar una querella sobre Google y asuntos de privacidad que terminó en una demanda colectiva.

El tribunal dijo en una opinión no firmada que la corte menor debe de decidir si es que los demandantes tenían el derecho de presentar la querella.

Los usuarios de Google que presentaron la demanda argumentaron que el motor de búsquedas envía operadores de sitios web que pueden identificar información cuando alguien hace clic en un enlace producido por una búsqueda. Ellos dicen que la práctica viola la privacidad de los usuarios conforme a las leyes federales estadounidenses.

Google eventualmente aceptó incluir ciertas cláusulas informativas sobre sus prácticas en tres páginas web y llegar a un acuerdo extrajudicial por 8,5 millones de dólares. De este total, 2,1 millones fue para los abogados, 1 millón para costos administrativos y 5,3 millones fue apartado para seis organizaciones que trabajan en temas de privacidad en la internet. Las personas que inicialmente presentaron la demanda recibieron 5.000 dólares cada uno, pero los millones de usuarios de Google que ellos representaron no recibieron nada. Si se hubiera pagado a los 129 millones de usuarios de Google, cada quien hubiera recibido cuatro centavos.

Un tribunal de primera instancia o la Corte Federal de Apelaciones del Noveno Circuito debe de resolver este asunto, dijo la Corte Suprema.