Una filtración de gasolina se incendió y causó una explosión que dejó dos heridos en el sur de Los Ángeles, informaron el domingo las autoridades.

El tanque llevaba 9.000 galones (34.000 litros) de gasolina, dijeron los cuerpos de rescate.

El estallido estremeció hasta el subsuelo y mandó por los aires a numerosas alcantarillas.

Docenas de bomberos tardaron más de una hora en sofocar las llamas que despidieron espesas columnas de humo negro por la ciudad.

Dos personas fueron hospitalizadas, dijeron las autoridades, aunque no se sabe la naturaleza de sus heridas.

Por lo menos dos estructuras cercanas quedaron expuestas a las llamas. Se desconoce por ahora la extensión de los daños.

Las autoridades iniciaron una investigación en la zona, a unos 10 kilómetros (6 millas) al sur del centro de Los Ángeles.