Un biólogo japonés fue detenido en el aeropuerto de la capital de Ecuador cuando intentaba sacar en medio de su equipaje 250 ejemplares de especímenes invertebrados, informó el viernes el Ministerio de Ambiente.

En un informe del caso, ese organismo precisó que la policía detectó decenas de arañas, escorpiones, escarabajos, mariposas y abejas, entre otros, que estaban a punto de ser embarcados de forma ilegal a la ciudad de Hokkaido, en Japón. Ninguna de las especies está amenazada con la extinción en Ecuador.

La justicia dictaminó que el extranjero, identificado únicamente como Hirokazu S., no puede dejar el país y deberá presentarse semanalmente en el juzgado, previo al inicio del proceso legal, acusado de presunto tráfico ilícito de patrimonio genético.

Los especímenes fueron trasladados a un centro de manejo de vida silvestre autorizado por el Ministerio del Ambiente, donde permanecerán bajo custodia temporal y al cuidado de personal técnico.

Eventualmente se han producido casos similares de tráfico de especies en este país, y en ocasiones incluso con ejemplares de las Islas Galápagos.