Las autoridades francesas trabajaban el jueves para contener un vertido de combustible ante la costa atlántica tras el hundimiento de un mercante italiano luego de un incendio.

Equipos de rescate franceses y británicos salvaron a las 27 personas que iban a bordo del Grande America tras hundirse el martes, según un comunicado del gobierno francés.

Imágenes distribuidas el jueves por la Marina de Francia mostraron llamas y nubes de humo negro saliendo del buque mientras Éste se inclinaba de forma pronunciada.

La autoridad marítima regional señaló que el barco ha estado vertiendo combustible desde entonces en una zona de aproximadamente 10 kilómetros (seis millas) de largo y uno de ancho.

Se espera que un barco de limpieza francés llegue a la zona el jueves. París también pidió ayuda a la Agencia Europea de Seguridad Marítima.

El buque se hundió a unos 330 kilómetros (200 millas) al oeste de la ciudad francesa de La Rochelle.

___

Se corrigió una versión previa de este despacho para aclarar que el barco hundido era un mercante, no un petrolero, y el vertido era de combustible, no crudo.