Fuertes lluvias azotaron la ciudad de Sao Paulo, provocando inundaciones y otros daños que resultaron en la muerte de al menos 12 personas, informaron las autoridades el lunes. Se reportaron seis personas heridas.

El centro de emergencias de Sao Paulo, la ciudad más grande de Brasil, indicó que en un solo día se registraron casi un tercio de las precipitaciones esperadas para todo el mes de marzo. Varios caminos quedaron bloqueados por el fango y destruyeron muebles en distintas partes de la ciudad.

Cuatro personas murieron después de que una vivienda se derrumbó en la ciudad de Ribeirao Pires, a las afueras de la urbe, informó el departamento de bomberos del estado de Sao Paulo.

Otras dos personas murieron ahogadas debido al desborde del río Tamanduatei y una más falleció en Sao Bernardo do Campo, señaló el cuerpo de bomberos. También se registraron víctimas fatales en las ciudades de Embu das Artes, Santo Andre y Sao Caetano.

Las fuertes lluvias comenzaron a caer la noche del domingo y se prevén más precipitaciones.

El gobernador Joao Doria pidió a los residentes de Sao Paulo permanecer en casa, si se ubicaban en zonas seguras, y de lo contrario trasladarse a otras áreas.

“Entre perder su vivienda o mantenerse con vida, elijan vivir”, dijo al canal de televisión BandNews.