La activista española Helena Maleno dijo el lunes que las autoridades marroquíes desestimaron un caso en su contra por supuesto tráfico de personas por sus llamados alertando a los servicios de rescate marítimos de la presencia de migrantes cruzando el Mar Mediterráneo.

En 2012, la policía española investigó lo que dijo eran presuntos lazos entre Maleno y bandas de tráfico de personas. Un tribunal español cerró más tarde el caso, pero la justicia marroquí llevó a cabo una pesquisa paralela que siguió abierta hasta el lunes.

Maleno, que vive en Marruecos, se encarga de informar a rescatistas españoles y marroquíes cuando los migrantes parten a la peligrosa travesía desde la costa africana a la europea en embarcaciones precarias.

“El archivo de la causa resulta una noticia ejemplar para seguir realizando nuestra labor”, dijo Maleno desde Tánger.