Bolivia mantiene tipo de cambio del dólar más de siete años

La política de apreciación de la moneda boliviana durante el gobierno del presidente Evo Morales rompe récord nacional por mantener durante más de siete años el tipo de cambio del dólar en medio de...

La política de apreciación de la moneda boliviana durante el gobierno del presidente Evo Morales rompe récord nacional por mantener durante más de siete años el tipo de cambio del dólar en medio de críticas del sector empresarial.

“Hoy Bolivia no tiene problemas gozamos de una estabilidad económica... Esta solvencia es envidiada por muchos países y no cambiará”, dijo el viernes el ministro de Economía, Luis Arce.

Mientras otros países están en apuros por las fluctuaciones del tipo de cambio del dólar, Bolivia mantiene el cambio de 6,96 bolivianos por un dólar desde 2011.

Sin embargo, el sector industrial empresarial critica esta medida porque ha dado lugar a que el país tenga un alto nivel de contrabando de productos de países vecinos como Argentina, Brasil y Chile, lo cuales tienen tipo de cambio de dólar variable y en los últimos tiempos han depreciado su moneda.

“Esta depreciación en los países vecinos ha ocasionado en Bolivia un incremento el contrabando con productos más baratos, haciendo difícil la competencia con la producción nacional”, dijo a The Associated Press (AP) Horacio Villegas el presidente de la Cámara de Industrias de Bolivia, quien también aseguró que este país pierde 2,300 millones de dólares por contrabando.

Bolivia tuvo en 2018 un crecimiento de 4,5%, según el Fondo Monetario Internacional (FMI) y en los últimos años ha estado en los primeros lugares de crecimiento de la región.

Arce explica que esto se debe al fortalecimiento del uso del peso boliviano, lo que se conoce como bolivianización de la economía. En el sistema financiero, el uso del peso boliviano en diferentes transacciones llega al 90% y 10 % en otras monedas.

El gerente general del Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE), Gary Rodriguez, dijo a AP que esta política podrá seguir mientras se pueda continuar sacrificando las Reservas Internacionales Netas (RIN). Por ello, recomendó que se motive una mayor exportación y se importe menos.

Para Alberto Bonadona, analista económico, es un récord en Bolivia que ha traído una estabilidad económica.

“Modificar, aunque sea un punto leve, tendría una política funesta porque rompería el esquema de la bolivianización y la gente confiaría menos en el peso boliviano”, agregó, el también profesor de la Universidad Mayor de San Andrés.