Ecuador: nuevo caso de corrupción con otra empresa brasileña

La fiscalía de Ecuador recibió el miércoles la denuncia de un nuevo caso de corrupción que presuntamente involucra a altas autoridades del gobierno del expresidente Rafael Correa y a la empresa...

La fiscalía de Ecuador recibió el miércoles la denuncia de un nuevo caso de corrupción que presuntamente involucra a altas autoridades del gobierno del expresidente Rafael Correa y a la empresa constructora brasileña OAS con un posible perjuicio económico para el Estado por 9,1 millones de dólares.

El Secretario Anticorrupción de la Presidencia, Iván Granda, presentó la acusación generada a partir de la información entregada por Alexandre Portela Barbosa, gerente de Contabilidad de OAS, quien rindió una declaración ante la justicia de Brasil los últimos días de febrero. Granda se reunió allá con el ministro de Justicia de ese país, Sergio Moro, entre otros.

Granda no identificó a los presuntos involucrados en este nuevo caso de corrupción aunque dijo que a partir de la denuncia ante la fiscalía se espera que ese organismo llame a declarar a Correa (2007-2017) y al excanciller Ricardo Patiño, entre otros antiguos funcionarios.

OAS fue una de las principales empresas implicadas en el esquema de sobornos en Brasil. También tiene la dudosa distinción de ser la compañía en el centro del caso, que llevó a la condena del expresidente brasileño Luiz Inacio Lula Da Silva a 12 años de cárcel. Según la investigación del Lava Jato, OAS había pagado renovaciones de apartamentos frente al mar que Lula aceptó como pago por otorgarle a OAS ofertas favorables.

El caso se deriva de la contratación de emergencia, sin pasar por los filtros tradicionales, para la construcción de dos represas entregadas a OAS en 2010 luego de que se suspendiera el contrato con la también brasileña Odebrecht. Las presas fueron inauguradas en 2013 con un costo superior a 500 millones de dólares.

Junto a Granda, también estuvo en Brasil la fiscal general de Ecuador, Ruth Palacios, quien se reunió con su par brasileña, Raquel Dodge. Con la nueva información procedente de Brasil “pretendemos unificar varios procesos que están siendo investigados por 11 fiscales distintos”, dijo.

Añadió que Odebrecht está predispuesta a colaborar con todo lo que sea necesario para la investigación y está negociando con otras entidades del Estado una reparación integral, lo que incluye devolver un monto económico que no precisó.

Tanto Granda como Palacios acudieron a Brasil para buscar información adicional acerca de la trama de corrupción de Obedrecht, que repartió sobornos a cambio de grandes obras. En diciembre de 2016 la empresa reconoció haber entregado sobornos por unos 33,5 millones de dólares a autoridades ecuatorianas, aunque la Procuraduría más tarde señaló que las coimas superaron los 50 millones de dólares.

En esa trama están involucrados el ex vicepresidente Jorge Glas, separado de su cargo y en prisión, el ex contralor Carlos Pólit, prófugo en Estados Unidos; varios exministros y otras altas autoridades, principalmente del sector de los hidrocarburos.