Barack Obama actuará solo en inmigración ante la falta de consenso con los republicanos

El presidente Barack Obama ha dicho que actuará por su cuenta tomando medidas ejecutivas en cuanto a la Reforma Migratoria ya que "no tiene sentido el argumento de que como el sistema migratorio está roto no vamos a arreglarlo", dijo con respecto a la actitud del partido Republicano, que lleva todo un año bloqueando la votación de la renovación del sistema migratorio, sin lograr un consenso con respecto a la ley de migración.

"Que los republicanos de la Cámara de Representantes se nieguen a aprobar una ley es malo para nuestro país, malo para nuestra economía y malo para nuestro futuro", dijo en la Rosaleda de la Casa Blanca con cierto tono de resignación.

"El proyecto de ley del Senado resolvería el problema si la Cámara lo vota hoy", aseveró Obama. El líder del Ejecutivo dijo que había votos suficientes en la Cámara de Representantes para aprobar una reforma migratoria comprensiva, y que si lo hace él estaría dispuesto a firmarla “en estos momentos”.

"Nada me agradaría más que la reforma migratoria llegase a mi mesa para poder firmarla", aseveró el presidente. "América no puede esperar para siempre que los republicanos decidan si quieren o no firmar una reforma migratoria, y alcanzar un consenso".

El mandatario añadió frustrado que a pesar de las acciones ejecutivas que pueda tomar, "nada reemplazará la capacidad del Congreso de aprobar una reforma migratoria, y seguirá pidiendo una legislación" sobre el tema, aludiendo así a un consenso sobre una reforma que podría cambiar la vida a millones de residentes.

América no puede esperar para siempre que el Congreso decida si quiere o no firmar una Reforma Migratoria"Por más de un año los repulicanos han rechazado votar la reforma migratoria o cualquier tipo de legislación que supusiera hacer un cambio en el sistema migratorio de este país y yo he tratado de conseguir el apoyo de los republicanos para pactar sobre este tema".

"Aún cuando yo tome medidas seguiré conversando con los republicanos, haré que el sistema de migración funcione mejor, y espero que ellos den una respuesta más comprensiva, tal vez el año que viene, cuando sea ellos encontrarán en mí una ayuda, yo trabajaré con ellos", aseveró.

Las declaraciones del líder demócrata se producen después de que el presidente de la Cámara de Representantes John Boehner haya informado al mandatario que la cámara baja no votará sobre una reforma migratoria este año.

El presidente recordó que derechos como pagar impuestos, aprender inglés y evitar la separación de miles de familias es lo que la reforma migratoria arreglaría si la cámara de representantes lo aprobara, y si los republicanos hubieran votado a estas alturas la reforma, que es "apoyada por la mayoría de los norteamericanos", recordó.

Mención a los niños migrantes detenidos en la frontera

"Ahora tenemos una crisis humanitaria en la frontera que exige que legislemos en este sentido, se trata de niños migrantes que hacen un peligroso viaje junto a traficantes de personas hasta Estados Unidos. Muchos no lo logran con vida y cuando consiguen llegar casi todos terminan en procesos de deportación", recordó.

Para los republicanos la crisis de los niños migrantes no es excusa para hacer nada, no tiene sentido "Mandé un mensaje a los padres para que no lo hicieran y nos hemos reunido con líderes centroamericanos para evitar que miles de niños se expongan a estos peligros. Pero nuestro sistema es tan ambiguo que no deja claro cuáles son las reglas".

Y los republicanos, insistió Obama, además "dijeron la semana pasada que seguirán bloqueando la reforma migratoria porque la crisis de los niños migrantes no es excusa para hacer nada, no tiene sentido".

"Sé que hay un número importante de republicanos que sí quieren votar una reforma migratoria de sentido común y les agradezco su apoyo, como ya lo he hecho en otras ocasiones", añadió, tras pedir a los republicanos que no digan que no simplemente a algo que "todo el mundo está de acuerdo en que debe llevarse a cabo".