Boehner informa a Obama que no habrá votación sobre la reforma migratoria en 2014

  • Es probable que Obama encare la crisis de los niños migrantes haciendo énfasis en medidas para incrementar la vigilancia en la frontera.
  • Grupos de defensa de los inmigrantes, exasperados ya por la ausencia de acciones ejecutivas de Obama fustigaron de inmediato la nueva decisión.
  • La Patrulla Fronteriza ha detenido a más de 52.000 niños que trataban de infiltrarse a Estados Unidos.

El presidente de la Cámara de Representantes John Boehner ha informado al mandatario Barack Obama que la cámara baja no votará sobre una reforma migratoria este año, indicó una fuente oficial.

La fuente dijo que Obama encarará la crisis de los niños migrantes haciendo énfasis en medidas para incrementar la vigilancia en la frontera. La medida en efecto reducirá las deportaciones en el interior del país, al hacer énfasis en inmigrantes que hayan cruzado la frontera sin autorización recientemente, o que sean un peligro a la seguridad nacional o a la seguridad pública.

Anteriormente se había informado que Obama solicitó al Congreso poderes adicionales para enviar de regreso a los niños centroamericanos que han estado entrando a Estados Unidos en grandes cantidades sin autorización, en un paso que fue criticado de inmediato por activistas de inmigración.

En una carta enviada a dirigentes legislativos el lunes, Obama además solicita mayores castigos para quienes trafiquen con inmigrantes vulnerables, como los niños. La carta es el más reciente paso de la presidencia para lidiar con una situación que ha calificado de "crisis humanitaria".

52,000 niños detenidos desde octubre de 2013

La Patrulla Fronteriza ha detenido a más de 52,000 niños que trataban de infiltrarse a Estados Unidos por su cuenta desde octubre pasado.

Obama solicitó fondos de emergencia para "una estrategia activa enfocada en el retiro y repatriación de los que han cruzado la frontera recientemente".

Esto incluye cumplir con nuestra responsabilidad legal y moral de asegurarnos que cuidamos apropiadamente de niños no acompañados

La misiva de Obama al presidente de la Cámara de Representantes, el republicano John Boehner; la líder de la minoría demócrata Nancy Pelosi, el líder de la mayoría demócrata en el senado Harry Reid y el líder senatorial republicano Mitch McConnell dice que el gobierno está confrontando el influjo con una respuesta coordinada a ambos lados de la frontera.

"Esto incluye cumplir con nuestra responsabilidad legal y moral de asegurarnos que cuidamos apropiadamente de niños no acompañados que son aprehendidos, al tiempo que damos pasos activos para aumentar nuestros recursos en la frontera suroccidental para disuadir a adultos y niños de esa peligrosa travesía, incrementar la capacidad para detención y deportación y devolver rápidamente a los inmigrantes ilegales a sus países de origen", escribió Obama.

La Patrulla Fronteriza en Texas se ha visto abrumada desde hace meses por un influjo de niños no acompañados por adultos y padres que viajan con niños desde Honduras, Guatemala y El Salvador. A diferencia de los mexicanos arrestados tras ingresar ilegalmente a Estados Unidos, aquellos procedentes de Centroamérica no pueden ser regresados fácilmente a sus países. Obama busca autoridad para actuar con más premura.

Rechazo por parte de activistas

Grupos de defensa de los inmigrantes, exasperados ya por la ausencia de acciones ejecutivas de Obama para reducir los niveles récord de deportaciones, fustigaron de inmediato la nueva decisión.

Requiere realmente una respuesta humanitaria, no incremento en las deportaciones

"El presidente Obama le pide al Congreso que cambie la ley para permitir al gobierno infligir deportaciones aceleradas a niños que viajan por su cuenta. Eso es simplemente irrazonable", dijo Leslie A. Holman, presidente de la Asociación de Abogados Estadounidenses. "No importa como lo llames, deportaciones rápidas sin audiencias, para niños que están lógicamente temerosos de la violencia y del torbellino del que escaparon, es un error y es algo que contradice los valores fundamentales de esta nación".

Marielena Hincapié, directora ejecutiva del National Immigration Law Center, dijo que el influjo de niños a través de la frontera "requiere realmente una respuesta humanitaria, no incremento en las deportaciones".