Cohen da muestra de mayor cooperación por sentencia reducida

Ante su inminente ingreso a prisión, Michael Cohen dijo estar en “comunicación constante” con los fiscales federales de Nueva York, a los que ha facilitado información en un intento para conseguir...

Ante su inminente ingreso a prisión, Michael Cohen dijo estar en “comunicación constante” con los fiscales federales de Nueva York, a los que ha facilitado información en un intento para conseguir una rebaja de la sentencia.

De ser cierto, indicaría un cambio diametralmente opuesto respecto de hace tres meses, cuando los fiscales afirmaron a un juez que el ex abogado del presidente Donald Trump no merecía muchas concesiones por la información que había proporcionado a las autoridades. En ese entonces, los fiscales dijeron que Cohen exageraba su disponibilidad al tiempo de mantenerse en silencio sobre algunos asuntos.

Durante su comparecencia que duró horas, Cohen señalo el miércoles a miembros de una comisión de la Cámara de Representantes que no podía mencionar los detalles de la labor que ha realizado con los fiscales, aunque hizo varias insinuaciones interesantes.

Cuando el representante demócrata Raja Krishnamoorthi preguntó a Cohen si tenía conocimiento de “alguna otra irregularidad o actividad ilegal relacionada con Donald Trump” que no fue discutida durante la audiencia, Cohen dijo “sí”, pero dejó claro que no podía hablar del asunto.

“Eso es parte de la investigación examinada por el distrito sur de Nueva York”, apuntó.

La fiscalía general federal en Manhattan declinó hacer declaraciones, pero ya ha revelado en documentos judiciales que investiga posibles violaciones financieras de campaña. También ha entregado citaciones al comité que recaudó 107 millones de dólares para la realización de eventos relacionados con la asunción presidencial de Trump.

Cohen dejó entrever que hay otras pesquisas que no se han dado a conocer.

En un momento, Krishnamoorthi solicitó a Cohen que describiera la última conversación que tuvo con Trump o “con alguien que esté actuando a nombre” del mandatario.

Cohen dijo que la última comunicación tuvo lugar antes de que se cumplieran dos meses de que el FBI allanara su casa y oficina en abril de 2018, pero no podía hablar de lo conversado.

“Lamentablemente, este asunto es investigado ahora por el distrito sur de Nueva York”, afirmó Cohen, “y se me ha pedido que no haga declaraciones de ello”.

___

El periodista de The Associated Press, Michael R. Sisak, contribuyó a este despacho.