Expertos: EEUU exagera la amenaza que representa Huawei

Estados Unidos libra desde el año pasado una vigorosa ofensiva diplomática contra la empresa china de telecomunicaciones Huawei, afirmando que todo país que lance próximamente las redes inalámbricas...

Estados Unidos libra desde el año pasado una vigorosa ofensiva diplomática contra la empresa china de telecomunicaciones Huawei, afirmando que todo país que lance próximamente las redes inalámbricas de la nueva generación estarán abriéndole a Beijing las puertas para que les espíe. O incluso para cosas peores.

Expertos en temas de seguridad, sin embargo, dicen que el gobierno estadounidense probablemente exagera la amenaza. No solo se dan pocos detalles acerca de los peligros, sino que seignora el hecho de que China no necesita un acceso secreto a los routers de Huawei para infiltrar las redes mundiales de telecomunicaciones, que se sabe son muy inseguras.

Hackers patrocinados por los estados no parecen tener preferencia alguna por una tecnología u otra, señalan los expertos. Los auspiciados por el Kremlin, por ejemplo, explotan hábilmente los routers y otros equipos hechos por empresas que no son rusas.

Si los chinos quisiesen causar problemas con las redes mundiales, “lo pueden hacer sin importar el equipo que use uno”, manifestó Jan-Peter Kleinhans, investigador del grupo de estudios de Berlín Neue Verantwortung Stiftung.

Priscilla Moriuchi, quien se retiró de la Agencia Nacional de Seguridad (ANS) en el 2017, después de dirigir las operaciones del Lejano Oriente, no cree que se exagere la amenaza que representa Huawei. Pero opinó que las posibilidades de que la empresa le abra las puertas al espionaje chino “son casi nulas porque podrían ser descubiertos”.

Moriuchi, hoy analista de la firma estadounidense de ciberseguridad Recorded Future, dijo no estar al tanto de que la ANS haya descubierto jamás herramientas creadas por Huawei para facilitar el espionaje chino, pero acotó que puede resultar muy difícil determinar quién está detrás si alguna vez se encuentra algo.

Los europeos se han mostrado renuentes a apoyar un veto a Huawei a pesar de que las autoridades estadounidenses dicen que esa empresa, la fabricante de equipo de telecomunicaciones más grande del mundo, está al servicio del espionaje chino.

El principal diplomático estadounidense en el campo de la ciberseguridad, Robert Strayer, dice que Huawei está obligada a acatar cualquier orden del Partido Comunista chino, pues una ley sancionada en el 2017 estipula que “la ciudadanía y sus empresas deben participar en actividades de inteligencia”.

Strayer no entró en detalles cuando periodistas le preguntaron el martes por qué Huawei puede representar un riesgo mayor que las perillas, los rounters y las estaciones inalámbricas de otras empresas. El diplomático habló durante un Congreso Mundial de Teléfonos Móviles en Barcelona.

La retórica estadounidense ha incluido amenazas.

El secretario de Estado Mike Pompeo planteó la semana pasada que el uso de cualquier equipo de Huawei puede comprometer el manejo de información secreta de Estados Unidos y puede incluso hacer que se trasladen bases a otros sitios. Esos comentarios apuntaron probablemente a Polonia y la República Checa, países aliados de la OTAN donde Huawei tiene una importante presencia.

Una portavoz del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas se abstuvo de hablar del tema y un vocero del Departamento de Estado indicó a la Associated Press que lo único que había al respecto es un comunicado de prensa con los comentarios de Strayer en Barcelona.

Huawei desplazó a Ericsson como el principal fabricante del mundo de switching gear para la internet y aparatos inalámbricos. Dice que abastece a 45 de las principales 50 empresas telefónicas del mundo y que tiene contratos con 30 operadores para probar la tecnología inalámbrica de la quinta generación, o 5G.

Las firmas estadounidenses no son competencia seria en ese sector, del que se retiraron hace años. Sus principales rivales son Ericsson (Suecia) y Nokia (Finlandia).

Estados Unidos no ha ofrecido evidencia alguna de que China instale herramientas de espionaje en equipos de Huawei a pesar de que un informe del Congreso del 2012 llevó al gobierno y a los principales operadores de telefonía inalámbrica a prohibir los productos de esa y otras firmas chinas.

“El trasfondo de todo esto es básicamente el surgimiento de China como potencia tecnológica en una cantidad de dominios”, sostuvo Paul Triolo, de la consultora de análisis de riesgos Eurasia Group. Añadió que ahora se ha montado “una gran campaña para presentar a Huawei como una empresa irresponsable”.

Irónicamente, Estados Unidos ha hecho las cosas que imputa a Huawei. Según documentos secretos difundidos en el 2013 por el ex contratista de la ANS Edward Snowden, Estados Unidos instaló equipo de espionaje en ciertos aparatos que fueron vendidos en todo el mundo.

___

Frank Jordans (Berlín), Joe McDonald (Beijing) y Kelvin Chan (Barcelona) colaboraron en este despacho.