EEUU se desaceleró en los últimos tres meses del año pasado

La economía estadounidense se desaceleró en los últimos tres meses del año pasado a una tasa anual de crecimiento de 2,6%, su ritmo más lento desde comienzos de 2018, porque el cierre parcial del...

La economía estadounidense se desaceleró en los últimos tres meses del año pasado a una tasa anual de crecimiento de 2,6%, su ritmo más lento desde comienzos de 2018, porque el cierre parcial del gobierno y otros factores pasaron factura a la expansión. Los economistas prevén que se desacelerará todavía más en el actual trimestre.

El crecimiento del Producto Interno Bruto de octubre a diciembre se redujo desde una expansión de 3,4% en el tercer trimestre, reportó el jueves el Departamento de Comercio. El gobierno citó un menor gasto del consumidor como el factor que tuvo más peso. El cierre del gobierno que duró 35 días habría reducido un estimado de 0,1 de punto porcentual el crecimiento del cuarto trimestre.

El PIB de todo el 2018 fue de 2,9%, el mejor desempeño desde 2015.

La actual expansión, ahora en su décimo año, es la segunda más prolongada en la historia de Estados Unidos. Pero también ha mostrado las tasas de crecimiento anual más débiles de cualquier periodo desde la posguerra, con un promedio apenas superior al 2%.

El presidente Donald Trump citó con frecuencia las débiles tasas de crecimiento durante su campaña en 2016, prometiendo implementar políticas que impulsaran el PIB 3% o más.

Sin embargo, algunos economistas creen que el crecimiento de 2,9% visto el año pasado podría representar el punto más alto de la economía durante algún tiempo. Muchos prevén que la expansión de este año se desacelerará a alrededor de 2,2% y todavía más en el 2020. Algunos estiman que la economía podría caer en recesión el año siguiente.

En un informe por separado, el Departamento del Trabajo dio a conocer que las solicitudes del subsidio por desempleo _una cifra aproximada a los despidos_ aumentaron en 8.000 la semana pasada a un ajustado estacional de 225.000. Esta cifra sigue siendo históricamente baja y sugiere que la mayoría de las empresas están reteniendo a sus trabajadores en un mercado laboral ajustado. La tasa de desempleo en enero se mantuvo en 4%, su nivel más bajo en casi medio siglo.