Brasil: asesor del gobernador de Rio preso por extorsión

Un asesor en seguridad del gobernador de Rio de Janeiro, Wilson Witzel, fue apresado el jueves en una operación del Ministerio Público del estado que también busca capturar a otros tres policías...

Un asesor en seguridad del gobernador de Rio de Janeiro, Wilson Witzel, fue apresado el jueves en una operación del Ministerio Público del estado que también busca capturar a otros tres policías acusados de extorsión.

El policía civil Flavio Pacca Castello Branco, de 57 años y consejero de Witzel, había sido denunciado por supuestamente integrar una banda que en 2017 mantuvo cautivas a dos personas dentro de una delegación policial y, mediante amenazas, exigió el pago de unos 2.700 dólares para liberarlas, informaron las autoridades.

La asesoría de comunicación de Witzel, que lleva solo dos meses en el cargo, se despegó del caso y ante la consulta de The Associated Press dijo que “la prisión muestra que el gobierno no tolera ningún acto ilícito”.

Además de su vínculo con el gobernador, Castello Branco había sido homenajeado en la Asamblea Legislativa de la ciudad por pedido de Flavio Bolsonaro, uno de los hijos del presidente brasileño. El reconocimiento fue por su labor en una operación policial en Rocinha, la mayor favela de Sudamérica, en la que un poderoso jefe narco fue asesinado en 2005.

En octubre, Castello Branco fue candidato a diputado federal por el Partido Social Cristiano, el mismo que llevó a Witzel a la gobernación, aunque no consiguió elegirse.

El caso de corrupción supone un daño a la imagen de la nueva gestión en Rio de Janeiro comandada por Witzel, un exjuez federal y fusilero naval que propone tolerancia cero con la corrupción y el delito.

Entre sus propuestas más extremas, Witzel prometió que avanzará en la formación de un cuerpo de francotiradores de elite de la policía para que en operaciones puedan disparar a matar a criminales armados con fusiles sin que los agentes sean responsabilizados penalmente en la justicia.

El gobernador de Rio aseguró también que el estado “necesita tener su Guantánamo” para traficantes, refiriéndose a que los criminales deberían someterse al mismo régimen que los terroristas detenidos en la cárcel estadounidense en Cuba, cuestionada por su rigor y los atropellos a su población.

Rio de Janeiro ha sido uno de los estados más golpeados por prácticas corruptas en los últimos años, develadas en buena parte en la mega causa de corrupción del Lava Jato. Desde 1998 todos los gobernadores del estado fueron presos.