Australia advierte a la prensa sobre cobertura de cardenal

Una fiscal australiana amenazó con procesar a periodistas y empresas periodísticas por violar una orden de abstenerse de cubrir los fallos contra el cardenal George Pell, acusado de abusar...

Una fiscal australiana amenazó con procesar a periodistas y empresas periodísticas por violar una orden de abstenerse de cubrir los fallos contra el cardenal George Pell, acusado de abusar sexualmente de dos niños, informaron abogados el jueves.

El juez había prohibido a todo medio accesible en Australia cubrir los detalles del caso contra el cardenal, procesado en diciembre en Melbourne. La prohibición fue recién levantada esta semana.

Ese tipo de órdenes son comunes en los sistemas judiciales de Australia y Gran Bretaña, y violarlas podría acarrear penas de cárcel. Pero el gran interés internacional en el tema ha subrayado la dificultad de circunscribir ese tipo de cobertura, especialmente en la era de internet.

La directora de procesos judiciales del estado de Victoria, Kerri Judd, ha escrito más de 100 cartas a periodistas y empresas para advertirles que podría acusarles de publicar indebidamente información sobre el caso Pell, dijo Jason Bosland, subdirector del Departamento de Estudios Mediáticos de la Universidad de Melbourne. Bosland, un experto en ese tipo de mordazas, dijo que calculó la cifra en base a consultas con los abogados de medios de prensa señalados.

Un abogado involucrado en varios de estos casos, que pidió no ser identificado, confirmó que más de 100 cartas fueron enviadas. Algunos individuos recibieron más de una carta, por lo cual el número de periodistas podría sumar menos de 100, señaló.

Anthony Loncaric, portavoz del departamento de procesos judiciales, se negó a comentar al respecto.

Dos de las principales organizaciones noticiosas de Australia, Nine y Australian Broadcasting Corp., confirmaron que habían recibido cartas. News Corp., otra organización de prensa que fue criticada por un abogado de Pell por haber publicado el titular “CENSURADO” tras el fallo judicial, se negó a dar declaraciones.

La portavoz de Nine, Miranda Ward, dijo que la compañía había recibido una carta acusándola de violar la mordaza. La Australian Broadcasting Corp. confirmó también que recibió una carta pero se negó a dar detalles aparte de decir que estaba relacionada con la cobertura del caso Pell.

“Defenderemos toda nuestra cobertura y todas nuestras acciones relacionadas con este tema”, dijo el canal en un comunicado. "Hemos respondido al departamento de procesos judiciales enfáticamente rechazando cualquier insinuación de ilegalidad de nuestra parte”.

Boland dijo que el número de periodistas que enfrentan la posibilidad de ser procesados no tiene precedente.

"Nunca he visto una situación en que tanta gente haya recibido notificaciones como esta”, dijo Boland. "Normalmente las cartas se envían a una o dos organizaciones de prensa, pero esta es una estrategia extraordinaria en unas circunstancias extraordinarias”.

___

La corresponsal de Associated Press Kristen Gelineau en Sydney contribuyó a este despacho.