ONU culpa a Israel por letal represión de protestas en Gaza

Los soldados israelíes dispararon de forma intencionada a civiles y podrían haber cometido crímenes de lesa humanidad en la represión de las manifestaciones fronterizas en Gaza el año pasado, que...

Los soldados israelíes dispararon de forma intencionada a civiles y podrían haber cometido crímenes de lesa humanidad en la represión de las manifestaciones fronterizas en Gaza el año pasado, que causaron 189 muertos, dijeron el jueves investigadores respaldados por Naciones Unidas.

Israel rechazó el informe por “hostil, falso y parcial”.

Según la Comisión de Investigación Independiente con mandato del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, más de 6.000 personas recibieron disparos de francotiradores del ejército que utilizaron munición de guerra para repeler a los manifestantes en las inmediaciones de la cerca que separa los dos territorios.

Entre los muertos y heridos había civiles que no suponían una “amenaza inminente”, agregó el panel. La comisión reconoció además la enorme violencia ligada a las manifestaciones, pero dijo que no equivalía a campañas de combate, rechazando el reclamo israelí de que eran “actividades terroristas” de grupos armados palestinos.

“Entre el 30 de marzo y el 1 de diciembre hemos contado 189 palestinos muertos, 183 de ellos con munición de guerra”, dijo la abogada bangladesí Sara Hossain, miembro de la comisión.

Con respecto a los soldados israelíes, “sostenemos que dispararon intencionalmente contra niños, dispararon intencionalmente contra personas discapacitadas, dispararon intencionalmente contra periodistas”.

El panel dijo que Israel debía tomar medidas para que los heridos, aún hoy, tengan acceso a la debida atención médica y exhortó al gobierno a autorizar una investigación “significativa” de los sucesos.

Los investigadores también culparon a Hamas, el grupo insurgente que gobierna Gaza, por no impedir el uso de cometas incendiarias durante las protestas.

El canciller interino israelí dijo que su gobierno “rechaza totalmente el informe”.

“El teatro del absurdo del Consejo de Derechos Humanos ha producido un nuevo informe hostil, falso y parcial contra Israel”, dijo Israel Katz. Sostuvo que su país tiene derecho a defenderse de “una organización asesina”, la posición de su gobierno sobre Hamas.

“Nadie puede negarle a Israel el derecho a la autodefensa ni el deber de defender a sus ciudadanos y fronteras de los ataques violentos”, añadió.