EEUU busca votación en ONU para nueva elección en Venezuela

Estados Unidos pidió el miércoles que se vote un proyecto de resolución de la ONU que exhorta a “la restauración pacífica de la democracia” en Venezuela, la realización de elecciones libres y justas...

Estados Unidos pidió el miércoles que se vote un proyecto de resolución de la ONU que exhorta a “la restauración pacífica de la democracia” en Venezuela, la realización de elecciones libres y justas, la entrega sin obstáculos de la asistencia humanitaria a todas las personas que la necesiten, y deja claro su apoyo al dirigente opositor Juan Guaidó.

Se prevé que la votación tenga lugar el jueves en la tarde, dijo un diplomático del Consejo de Seguridad que solicitó el anonimato en antelación al anuncio correspondiente. Sin embargo, es casi seguro que la medida sea vetada por Rusia, que respalda al presidente venezolano Nicolás Maduro y las elecciones del 20 de mayo con las que se reeligió.

El proyecto de resolución, al cual tuvo acceso The Associated Press, también expresa una “profunda preocupación” por “la violencia y el excesivo uso de la fuerza contra manifestantes desarmados y pacíficos por parte de las fuerzas de seguridad venezolanas” y por “los recientes intentos para impedir la entrega de asistencia humanitaria”.

Durante una reunión del Consejo de Seguridad el martes, el embajador ruso Vassily Nebenzia describió el intento de la oposición venezolana de llevar asistencia humanitaria desde Colombia como un “espectáculo humanitario” creado por Estados Unidos. Afirmó que el único objetivo del gobierno del presidente Donald Trump es el “cambio de régimen, incluyendo amenazas de concretarlo con una intervención extranjera”, en violación al principio de la Carta de las Naciones Unidas que rechaza la injerencia en los asuntos internos de otras naciones.

El enviado de Estados Unidos para Venezuela, Elliot Abrams, contestó: “Yo rechazo total y absolutamente las acusaciones sobre intervenciones militares provenientes de un país que ocupa territorios de Georgia y Ucrania”.

Antes de la reunión del consejo, Abrams dijo a la prensa que la política de Estados Unidos “es aplicar tanta presión diplomática, económica y política como nos sea posible” junto con las decenas de países que respaldan a Guaidó “para apoyar el deseo del pueblo venezolano a favor de la democracia”.

El proyecto de resolución de Estados Unidos contiene cambios importantes respecto del borrador inicial impulsado por Washington, con el fin de atender las preocupaciones de Rusia, de acuerdo con un diplomático.

Rusia había circulado otro proyecto de resolución en el que “manifiesta preocupación por las amenazas para usar la fuerza” contra Venezuela y “para intervenir” en sus asuntos internos. En su borrador, Rusia insistió en la solución pacífica de las controversias internacionales y propuso que la situación venezolana sea zanjada “por la vía pacífica”.

El proyecto inicial estadounidense solo mencionaba la palabra “paz” en un párrafo en el que Washington pedía reconocer “la perturbación de la paz y la seguridad en la región causada por las acciones de un régimen que ha causado un colapso económico”. Más de tres millones de venezolanos han huido de su patria en los últimos años en busca de alimentos, medicinas y oportunidades en otros países de la zona.

El borrador final estadounidense no menciona el uso ni la amenaza de uso de la fuerza, aunque menciona varias veces la paz.

El documento propone “el inicio de un proceso político pacífico que conduzca a la realización de elecciones presidenciales libres, justas y dignas de crédito”. También “apoya la restauración pacífica de la democracia y del estado de derecho en Venezuela” y pide al secretario general de Naciones Unidas, Antonio Guterres, “que ayude a garantizar la celebración de elecciones libres, justas y dignas de crédito, y que aliente iniciativas pacíficas, incluyentes y creíbles subsecuentes para enfrentar la prolongada crisis en el país”.

Sin embargo, Rusia seguramente objetará otra aseveración incluida en el borrador estadounidense. El texto destaca “la autoridad constitucional de la Asamblea Nacional elegida democráticamente” que Guaidó encabeza, y elogia los intentos del órgano legislativo para conseguir la libertad de los presos políticos, combatir la corrupción y amnistiar a funcionarios civiles y militares que apoyan “la restauración de la democracia”.

En cuanto a las amenazas contra Guaidó y otros opositores, el borrador “enfatiza la importancia de garantizar la seguridad de todos los miembros de la Asamblea Nacional y de los miembros de la oposición política”.

Sobre la ayuda internacional, el gobierno de Trump manifestó en su proyecto inicial “profunda preocupación” por los “recientes intentos para impedir la entrega de asistencia humanitaria” y subrayó la necesidad de facilitar el acceso y la entrega de esa asistencia a todos los venezolanos que la necesiten, un contenido similar al borrador final que agrega un llamado a brindar “acceso irrestricto”.