HRW señala a nueve generales colombianos por ejecuciones

Human Rights Watch señaló el miércoles que nueve generales del ejército colombiano, entre ellos el actual comandante Nicasio de Jesús Martínez, podrían estar implicados en ejecuciones extrajudiciales...

Human Rights Watch señaló el miércoles que nueve generales del ejército colombiano, entre ellos el actual comandante Nicasio de Jesús Martínez, podrían estar implicados en ejecuciones extrajudiciales y otros abusos.

En un documento de nueve páginas, la organización no gubernamental destacó que por lo menos tres de los militares están siendo investigados y la Fiscalía General indaga “ejecuciones perpetradas por soldados bajo el mando de los otros seis”. Según el informe, se han encontrado pruebas que vinculan a ocho de estos militares “con falsos positivos y otros abusos”.

Entre los años 2002 y 2008 se conocieron como “falsos positivos” a las ejecuciones sistemáticas de civiles inocentes perpetradas por miembros del ejército de Colombia en diferentes partes del país para incrementar el número de bajas en el marco del conflicto armado entre el gobierno y la guerrilla.

Horas después, el general Martínez dijo en una rueda de prensa sobre las acusaciones de HRW que “Dios y mis subalternos son los que saben cómo hemos actuado. Confiamos plenamente en las autoridades colombianas, en la justicia colombiana y al día de hoy no he tenido ningún llamado de ninguna autoridad y todo lo que hacemos es dentro del marco de la ley y del beneficio del pueblo colombiano”.

Para llegar a sus conclusiones, Human Rights Watch (HRW) analizó decisiones judiciales, testimonios, informes de la fiscalía y otros documentos vinculados con los oficiales del ejército que fueron nombrados en diciembre.

De acuerdo con el documento, “existen evidencias que vinculan con graves abusos” a militares nombrados recientemente, entre ellos al actual comandante del ejército.

“Las autoridades colombianas deberían impulsar investigaciones serias contra los generales creíblemente implicados en falsos positivos y no designarlos en los puestos más importantes del ejército”, señaló en el texto José Miguel Vivanco, director para las Américas de HRW.

“Al nombrar a estos generales el gobierno transmite a las tropas el preocupante mensaje de que cometer abusos puede no ser un obstáculo para avanzar en la carrera militar”, añadió.

En las horas de la tarde, el ministro de la Defensa, Guillermo Botero, señaló en declaraciones a los medios que “todos los oficiales, y especialmente los generales, son personas que reciben una revisión completa de sus hojas de vida antes de sus promociones”.

“Revisamos con todo cuidado sus actuaciones en el pasado, su desempeño como oficiales y posteriormente cuando ascienden a generales son sometidos a la consideración del Congreso, que a su vez los evalúa”, agregó.

De acuerdo a Botero, todos los señalados pasaron esas pruebas y han tenido “un desempeño extraordinario”.

El ministro precisó que contra Martinez “no hay ninguna investigación en la Fiscalía General de la Nación, ni en ningún juzgado, ni en ninguna parte, mucho menos tiene una sentencia condenatoria”.

“Si no hay ninguna investigación yo no tengo mucho más para decirles”, acotó.