Fiat Chrysler anuncia plan de inversiones en Detroit

Fiat Chrysler anunció el martes un plan de 4.500 millones de dólares en inversiones que la compañía dijo aumentará su mano de obra en Detroit y sus suburbios en alrededor de 6.500 empleos para...

Fiat Chrysler anunció el martes un plan de 4.500 millones de dólares en inversiones que la compañía dijo aumentará su mano de obra en Detroit y sus suburbios en alrededor de 6.500 empleos para producir la nueva generación de SUV.

Bajo el plan, la compañía dijo que reabriría una planta de motores en la ciudad y convertiría otra en el mismo complejo en una planta de ensamblaje para el Jeep Grand Cherokee, un nuevo SUV de tres filas y modelos híbridos.

Detroit fue una vez hogar de una decena de enormes plantas de producción de automóviles, pero tras una ola de cierres, el desempleo en la ciudad se disparó a 25% en 1990. A finales del año pasado, el desempleo estaba en alrededor de 8%.

La nueva planta de Chrysler sería la primera construida en la ciudad desde 1991 y se espera que genere 3.850 empleos. La compañía dijo que añadirá otros 1.100 empleos en su planta de ensamblaje en Jefferson North y unos 1.500 en instalaciones en el suburbio de Warren.

Funcionarios dijeron que los SUV siguen en demanda, con fuertes ventas y potencial de crecimiento tanto en Estados Unidos como en mercados extranjeros, tales como en el Oriente Medio. El máximo ejecutivo financiero de la compañía les dijo a los inversionistas en junio que las camionetas y los SUV representarán 80% de los ingresos para el 2022.

Fiat Chrysler dijo que las inversiones adicionales están sujetas a incentivos de impuestos que está discutiendo con la ciudad y con el estado de Michigan. El fabricante de autos tendrá que adquirir propiedades para el proyecto.

Si se aprueban los acuerdos, se espera que la construcción comience a finales de este año y los primeros vehículos nuevos pudieran estar en producción para el 2020.

La inyección de dinero y empleos por la compañía en Detroit contrasta marcadamente con noticias de su rival General Motors Co., que anunció planes de cerrar su planta en Detroit-Hamtramck el año próximo y planea cerrar otras cuatro en Estados Unidos y Canadá.