Una periodista de Gaza apela su condena en prisión

Una periodista de Gaza apeló el martes su condena a seis meses de prisión y una multa debido a sus informes sobre la presunta corrupción en el Ministerio de Salud del territorio gobernado por Hamas...

Una periodista de Gaza apeló el martes su condena a seis meses de prisión y una multa debido a sus informes sobre la presunta corrupción en el Ministerio de Salud del territorio gobernado por Hamas.

El caso ha suscitado críticas internacionales al gobierno islámico de la franja.

Hajar Harb informó en 2016 que personas sanas pagaban a los médicos para que les ayudaran a burlar el bloqueo egipcio-israelí mediante remisiones a hospitales en el extranjero.

Condenada ese mismo año, compareció ante un tribunal el martes, y el juez aplazó la audiencia sobre acusaciones de calumnias e injurias hasta marzo.

“El acoso que enfrentamos no es solo de seguridad. Es físico, psicológico y afecta nuestra fuente de ingresos”, dijo Harb afuera del tribunal. “Nadie sabe hacia dónde irán las cosas en las próximas audiencias”.

Amnistía Internacional calificó el caso de “ataque indignante a la libertad de prensa”.

Periodistas congregados frente a los tribunales reclamaron la absolución de Harb.

El periodista Fathi Sabah, quien hace campaña por ella, dijo que es la primera vez que las autoridades de Hamas demandan a un periodista por su trabajo desde que la milicia islámica se apoderó de Gaza por la fuerza en 2007.

“Esto es un indicio peligroso del deterioro de la situación de los periodistas en la Franja de Gaza”, afirmó.

Hamas rechazó las acusaciones del informe de Harb de 2016 y la condenó en ausencia cuando recibía tratamiento por cáncer en Jordania.

El abogado Bakr Turkmani, de la Comisión Independiente por los Derechos Humanos, dijo que deberían ser juzgados los sospechosos de cometer delitos, no los periodistas que los denuncian.

El año pasado Harb fue despedida de una productora periodística local cuando otro trabajo de periodismo de investigación generó sospechas de que las autoridades de Hamas entregaban viviendas destinadas a los pobres a beneficiarios sin mérito. “La empresa sostuvo que el informe dañaba sus relaciones con las facciones y el partido”, dijo Harb.