Cardenal fue declarado culpable de abuso sexual en Australia

El clérigo de más alto rango de la Iglesia católica en ser acusado de abuso sexual infantil fue declarado culpable en Australia de manosear a dos monaguillos, lo que representa un nuevo golpe para la...

El clérigo de más alto rango de la Iglesia católica en ser acusado de abuso sexual infantil fue declarado culpable en Australia de manosear a dos monaguillos, lo que representa un nuevo golpe para la credibilidad de la jerarquía católica luego de un año de revelaciones a nivel internacional de abuso y encubrimiento.

El cardenal George Pell, asesor financiero del papa Francisco y el ministro de economía del Vaticano, bajó la cabeza, pero luego recuperó la compostura mientras los 12 miembros de jurado emitieron veredictos unánimes en el tribunal del condado de Victoria el 11 de diciembre, tras más de dos días de deliberaciones.

La corte tenía prohibido publicar cualquier detalle sobre el juicio hasta el martes.

La declaración de culpabilidad fue confirmada la misma semana que Francisco concluyó una extraordinaria cumbre de líderes católicos que fueron convocados a Roma para un tutorial sobre prevenir el abuso sexual por parte de clérigos y para proteger a los niños de sacerdotes abusivos.

El jurado declaró culpable a Pell de haber abusado de dos niños de 13 años a quienes encontró bebiendo vino sacramental en un cuarto trasero de la Catedral de San Patricio en Melbourne a fines de 1996, mientras cientos de fieles salían de la iglesia tras los servicios dominicales.

Pell, quien actualmente tiene 77 años pero en ese entonces tenía 55, tenía poco tiempo de haber sido nombrado el católico de mayor rango en Melbourne, la segunda ciudad más grande de Australia.

El jurado también declaró culpable a Pell de haber abusado indecentemente de uno de los muchachos en un pasillo más de un mes después.

El cardenal enfrenta una condena de hasta 50 años en prisión después de una audiencia de sentencia que empieza el miércoles. Ha dicho que apelará la decisión.

Pell había sostenido que era inocente durante el juicio y describió las acusaciones como una “conducta vil y desagradable” que iba en contra de todo en lo que él creía.

___

La periodista de The Associated Press Nicole Winfield en Roma contribuyó a este despacho.