Brasil: Minas Gerais prohíbe presas mineras tras desastre

El estado brasileño de Minas Gerais prohibió el lunes el tipo de presas como la que se derrumbó hace un mes y provocó la muerte de por lo menos 179 personas.El gobernador Romeu Zema promulgó la...

El estado brasileño de Minas Gerais prohibió el lunes el tipo de presas como la que se derrumbó hace un mes y provocó la muerte de por lo menos 179 personas.

El gobernador Romeu Zema promulgó la propuesta aun cuando cuadrillas de socorristas continuaban buscando a 131 personas desaparecidas desde el incidente del 25 de enero en la ciudad de Brumadinho.

La medida da a las empresas que operan en el estado, rico en minerales, 90 días para presentar planes para reemplazar las presas existentes en un plazo de tres años.

Una propuesta similar se presentó en 2016 luego de que otra presa colapsó y causó 19 muertes. Esa propuesta, presentada por el legislador estatal Joao Vitor Xavier, no fue aprobada. Xavier dijo que la abrumadora cantidad de fatalidades en Brumadinho finalmente convenció a los legisladores sobre los peligros de las presas mineras.

“Los hechos son indiscutibles: Más de 300 personas murieron porque este tipo de presas no son seguras”, comentó Xavier a The Associated Press. “Aquellos que decidieron ignorar esta realidad, ya no pueden negarlo”.

El colapso de la presa, propiedad de Vale SA, envió un torrente de lodo a Burmadinho y más allá, enterrando a su paso una cafetería donde los empleados de Vale estaban comiendo, un hotel y varias estructuras más.

La semana pasada, los bomberos dijeron que habían descubierto un almacén que quedó enterrado y donde esperaban encontrar más cuerpos. Prácticamente se ha desvanecido la esperanza de hallar con vida a las personas desaparecidas, e incluso la recuperación de todos los cuerpos empieza a parecer algo inútil.

“A causa de la cantidad de desperdicios mineros, el tamaño del área afectada por la tragedia y el hecho de que los cuerpos están muy esparcidos, hace que algunas recuperaciones sean imposibles”, dijo Pedro Aihara, portavoz del Departamento de Bomberos.