Triunfo y desilusión para Spike Lee en los Oscar

El primer Oscar obtenido en competencia por Spike Lee convirtió una ceremonia bastante tranquila en un apasionado momento de alegría, pero la emoción abrió paso después a la frustración.Lee, que se...

El primer Oscar obtenido en competencia por Spike Lee convirtió una ceremonia bastante tranquila en un apasionado momento de alegría, pero la emoción abrió paso después a la frustración.

Lee, que se llevó el trofeo al mejor guion adaptado por “BlacKkKlansman", saltó a los brazos del presentador, su viejo amigo y colaborador Samuel L. Jackson, cuando llegó al escenario el domingo para recibir su premio junto con Charlie Wachtel, David Rabinowitz y Kevin Willmott. El público lo ovacionó de pie.

Pero su ánimo pareció cambiar cuando se anunció el honor a la mejor película para "Green Book". Mientras estaba sentado entre el público, Lee, visiblemente molesto, levantó las manos en disgusto y pareció tratar de pararse para salir del Teatro Dolby.

Regresó a su asiento y momentos después respondió preguntas tras bambalinas.

“Estoy en mi sexto trago y ustedes saben por qué”, dijo sonriendo con una copa de champán en la mano al hablar con reporteros brevemente sobre su reacción ante la victoria de "Green Book".

"Green Book" ha sido defendida por sus creadores y su elenco como un homenaje a la tolerancia racial, pero los críticos la han condenado como sentimental y pasada de moda.

“Tengo mala suerte, cada vez que alguien es chofer de alguien pierdo”, dijo Lee haciendo un paralelo entre "Green Book", basada en una historia real sobre el viaje en auto por el sur de Estados Unidos de un hombre blanco que es chofer del pianista afroestadounidense Don Shirley, y la ganadora del Oscar a mejor película de 1989 "Driving Miss Daisy" (“El chofer y la señora Daisy”) sobre una mujer blanca afluente y su chofer negro.

Ese mismo año "Do the Right Thing" (“Haz lo correcto”) de Lee estaba nominada a mejor guion original (era la primera nominación para el director) y no era competencia directa con "Driving Miss Daisy". Para la ceremonia de este año, Lee lució unos anillos con las palabras "Love" y "Hate" (amor y odio) que recordaban un elemento clave de "Do the Right Thing."

El veterano cineasta había esperado mucho tiempo para ser reconocido por sus colegas en la industria cinematográfica más allá del Oscar honorario que recibió en 2016 por sus contribuciones al cine.

La imagen de Lee al ganar su premio era la definición perfecta de emoción. Después de que se le saliera una grosería al advertir a los productores que no le pusieran un reloj durante su discurso, el director señaló que su premio llegó en el Mes de la Historia Negra y mencionó una serie de datos sobre los 400 años de esclavitud de los africanos en América. También dijo que su abuela se graduó de la universidad de mayoría negra Spelman College, a pesar de que su madre fue una esclava.

"Ante el mundo reconozco a nuestros ancestros que ayudaron a construir este país”, dijo Lee. “Todos nos conectamos con nuestros ancestros... cuando amamos nuestra humanidad”.

También se adentró en la política mencionando la elección presidencial de 2020, pidiendo a la gente que se movilice y “esté del lado correcto de la historia. Tomen la decisión moral del amor en vez del odio”.

“Haz lo correcto”, dijo haciendo uso del título de su película. “Saben que tuve que meter eso ahí”.