El alcalde de Boston ordena no detener a inmigrantes, sin importar el estatus

  • Sólo podrán ser detenidos quienes hayan cometido delitos graves.
  • La medida será conocida como Ley Confianza.
  • Defensores de los inmigrantes recibieron con agrado la noticia.

El alcalde de Boston, Martin Walsh, firmará una orden que impedirá a la policía detener a personas sospechosas de estar en el país sin permiso legal a menos que sean buscados por delitos graves.

En Boston viven unos 167.000 inmigrantes, algunos naturalizados y otros sin permiso migratorio El concejal de la ciudad, Josh Zakim planea presentar pronto la medida conocida como Ley Confianza, que evitará que la policía detenga a personas por violaciones migratorias para luego entregarlos a los agentes del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos (ICE, por sus siglas en inglés), a menos que hubiesen cometido un delito grave.

Walsh dijo el miércoles que firmará la iniciativa cuando la tenga en su escritorio.

Defensores de los inmigrantes recibieron con agrado la noticia. Dijeron que el temor a ser deportados hace que los inmigrantes no denuncien delitos.

Los que critican la medida opinan que podría hacer que criminales peligrosos queden libres.

En Boston viven unos 167.000 inmigrantes, algunos naturalizados y otros sin permiso migratorio.