Habitantes furiosos y autodefensas capturaron y mataron a seis hombres que supuestamente habían intentado secuestrar a maestros rurales en el estado de Veracruz, en litoral del Golfo de México.

Los linchamientos ocurrieron en una zona donde son frecuentes el robo de combustible y los asaltos a trenes. Se desconoce si los fallecidos pertenecían a algún grupo delictivo.

Cuatro de los muertos fueron detenidos el jueves en la noche por habitantes del municipio de Soledad Atzompa, cerca de los límites con el estado vecino de Puebla, después de que supuestamente intentaron obligar a unos maestros a subir a un vehículo.

Los lugareños y algunos miembros de grupos de autodefensa trasladaron a los sospechosos a una plazuela de la localidad, en donde los golpearon, apedrearon y quemaron vivos. Los residentes también instalaron puntos de revisión en los caminos cercanos a la localidad.

Otros dos sospechosos que habían logrado escapar hacia las montañas el jueves fueron capturados y asesinados el viernes en la mañana.

El gobierno del estado de Veracruz dijo que más de 100 policías y soldados fueron enviados a la zona para impedir más actos de violencia. Los linchamientos, que alguna vez fueron prácticamente exclusivos de zonas rurales, se han vuelto cada vez más comunes en ciudades más grandes.

En ocasiones los maestros son víctimas de extorsión y secuestro en las partes más pobres de México, ya que son de las pocas personas que reciben un salario fijo y son vulnerables debido a que deben trasladarse por caminos rurales para llegar a sus lugares de trabajo.