El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, expresó el viernes que espera designar a un oficial militar en activo como jefe de la nueva Guardia Nacional, aunque se trate de una fuerza civil.

El Senado aprobó el jueves un proyecto de ley para crear una versión civil de la guardia. El proyecto regresa a una comisión y deberá ser aprobada por la mayoría de las legislaturas estatales, porque requiere modificaciones a la Constitución.

La Guardia Nacional estará integrada inicialmente por policías militares y federales y dependerá de la Secretaría de Seguridad Pública. La propuesta original de López Obrador, de colocarla bajo el mando militar, recibió fuertes críticas.

Sin embargo, el mandatario conocido como AMLO dijo el viernes que el proyecto de ley le permitirá designar a un oficial militar como el jefe de la nueva fuerza.