Google informó el jueves que ya no requerirá que sus empleados resuelvan disputas con la compañía a través de la mediación, luego de meses de presión por parte de los trabajadores.

La compañía dijo que el cambio entrará en vigor el 21 de marzo y será válido para los empleados actuales y futuros. El año pasado, Google señaló que eliminaría la mediación forzosa para casos de acoso y agresión sexual.

La mediación forzosa requiere que los empleados resuelvan sus disputas en privado y lejos de la corte. La práctica se convirtió en un velo de silencio y es común en los contratos de trabajo de Estados Unidos.

Los empleados de Google realizaron una marcha a fines del año pasado y continuaron ejerciendo presión para que el gigante tecnológico eliminara la mediación forzada.

La empresa dijo que ya no requeriría la mediación en sus acuerdos con trabajadores contratados. Pero no solicitará a los proveedores cambiar sus propios contratos.