El precio promedio de los viajes aéreos dentro de Estados Unidos alcanzó su nivel más bajo desde que el gobierno comenzó a mantener registros en 1995, según cálculos que eliminan el efecto de la inflación.

Sin embargo, eso no incluye los cargos que las aerolíneas agregan por servicios como documentar una maleta, obtener un mejor asiento o tener preferencia para abordar.

Las aerolíneas obtienen una parte cada vez mayor de sus ingresos de esas comisiones y de los acuerdos con los proveedores de tarjetas de crédito, lo que les ayuda a mantenerse rentables.

La Oficina de Estadísticas del Transporte informó el jueves que el precio promedio del itinerario nacional fue de 343 dólares en el tercer trimestre del año. El costo de un vuelo promedio de ida y vuelta fue de 417 dólares y de 249 dólares en promedio para el vuelo en una sola dirección.

La cifra total de 343 dólares es 2 dólares menor si se compara con el tercer trimestre de 2017 y 7 menor que con el segundo trimestre de 2018.