Incendio azota capital de Bangladesh, dejando 67 muertos

Un incendio devastador se propagó rápidamente por los edificios hacinados de un antiguo distrito de compras de la capital de Bangladesh, causando al menos 67 muertos, dijeron autoridades y testigos...

Un incendio devastador se propagó rápidamente por los edificios hacinados de un antiguo distrito de compras de la capital de Bangladesh, causando al menos 67 muertos, dijeron autoridades y testigos el jueves.

El fuego en la zona de Chawkbazar, en Daca, estaba mayormente bajo control luego de que los bomberos lucharon durante más de 10 horas para apagar las llamas. Alrededor de 50 personas resultaron heridas, algunas con quemaduras graves.

El distrito, que data de la era mogol hace 400 años, está lleno de edificios separados por callejones estrechos, con viviendas sobre los negocios que dan a la calle, como tiendas, restaurantes o almacenes. Miles de personas del país de mayoría musulmana acuden a Chawkbazar cada año a comprar los productos tradicionales con los que celebrar el iftar, para celebrar el final del ayuno diario durante el Ramadán.

"Estaba hablando con un cliente y de pronto gritó: '¡Fuego! ¡Fuego!'", dijo Javed Hossain, un superviviente que luego regresó para evaluar las perdidas en su tienda de comestibles el jueves por la tarde. "Dije 'Oh, Dios', en una fracción de segundo el fuego atrapó mi tienda".

El hermano de Hossain lo tomó por la mano y saltaron a la calle antes de que el establecimiento quedara envuelto en llamas.

En el exterior del comercio arrasado, la calle estaba llena de vehículos calcinados, piezas de metal y plástico que todavía ardían lentamente y cientos de botes de desodorante corporal que cayeron de un negocio cercano.

El incendio comenzó el miércoles por la noche en uno de los edificios y se extendió rápidamente a los demás, según el jefe de bomberos, el general de brigada Ali Ahmed.

Muchas de las víctimas quedaron atrapadas en el interior de los inmuebles, apuntó Mahfuz Riben, funcionario de la sala de control del Departamento de Bomberos y Protección Civil de Daca.

"Nuestros equipos están trabajando allí, pero muchos de los cuerpos recuperados no se pueden identificar. Nuestra gente está utilizando bolsas para trasladarlos a la morgue del hospital. Esta es una situación muy difícil", contó a The Associated Press.

Funcionarios de los bomberos dijeron inicialmente que habían recuperado 81 cadáveres pero después rectificaron la cifra a 67.

Russel Shikder, un oficial del departamento de bomberos, dijo que los socorristas habían contado cada bolsa que llegó a la morgue como una víctima, pero algunas bolsas tenían restos humanos incompletos, lo cual obligó al recuento.

Shikder dijo que ya "no había más confusión" sobre el conteo.

Los servicios de emergencia tuvieron problemas para llegar a la zona en parte porque las calles próximas estaban cerradas por el feriado nacional del jueves. Poco después de medianoche, cuando el incendio se propagaba, la primera ministra y el presidente colocaron arreglos florales en un monumento a 1,3 kilómetros (menos de una milla) del lugar de la tragedia para recordar a los manifestantes que murieron en una protesta en 1952 para reclamar su derecho a hablar bengalí, el idioma local.

Según las autoridades, el cierre de las calles empeoró el tránsito, que a su vez obstaculizó la llegada de algunos de los camiones de bomberos a la zona.